Viajando por el mundo: comidas que se pueden preparar en un hotel

Mi opinión

Magnífico: los viajes, el mundo del turismo, empiezan a recobrar bríos. Es momento de empezar a planear nuestro próximo destino y hacerlo desde el necesario cumplimiento de los protocolos sanitarios aprobados y el distanciamiento que nos merecemos. Sin temores mayúsculos y si usted quiere, cuidando el bolsillo. Les dejamos por aquí unos tips para que organice su desayuno, el almuerzo y una buena cena desde la comodidad de su habitación hotelera. Buen viaje…

  • “Puede preparar comidas con avena fáciles de hacer. La avena es un alimento altamente nutritivo, ya que es fuente de proteínas, lípidos, vitaminas, minerales y beta-glucano”.

 Cuando se está de viaje con la familia, la tarea normalmente fácil de decidir qué comer, a menudo se convierte en un debate sobre en qué restaurante almorzar o cenar. Pero para cuidar el presupuesto del viaje, se pueden planear y preparar comidas deliciosas al gusto de todos en un hotel, incluso sin la comodidad de una cocina completa.

A continuación, algunos consejos para cocinar en su cuarto de hotel, si es que se aloja por varios días:

Armar una cocina improvisada

Primero, es necesario un poco de preparación. Si quiere evitar comer en restaurantes todas las noches, considere comprar o traer una plancha y una olla eléctricas. Entre los dos, se puede cocinar casi cualquier cosa.

También necesitará un bolso grande que pueda empujar debajo de la cama o guardar en un armario como su despensa improvisada. Almacénelo con artículos imprescindibles no perecederos como cereal, avena, especias (ajo en polvo, cebolla en polvo, comino, pimentón, sal y pimienta), una caja de su mezcla para hornear favorita, un par de latas de sopa, frejoles enlatados y otras verduras, endulzantes (azúcar, stevia o miel) y aceite de oliva.

Llevar al viaje o comprar un cuchillo de cocina, un par de cucharas de madera, algunas bolsas de cocina con cierre y una tabla de cortar. Además, puede llevar una licuadora pequeña o un procesador de alimentos, y preparar aderezos caseros para ensaladas, salsas, batidos, jugos, entre otros.

Planificar las comidas

La clave es planificar comidas que no requieran muchos ingredientes refrigerados. Aun así, hay que prepararse para comprar cada pocos días, sino es todos los días.

¿No está seguro de qué planificar? Aquí hay algunas recetas fáciles para inspirarse:

Opciones de desayuno

Para un delicioso desayuno, si tiene acceso a un refrigerador, puede guardar ahí leche y preparar fácilmente avena con leche, y combinarlo con un plátano y un muffin.

¿Sin refrigerador? Considere comprar pequeñas cajas de leche, ya que esta pequeña cantidad de cada caja hace que sea fácil usar sólo lo que necesita.

¿Otras opciones? Un par de panes o croissants con queso y fruta.

¿Quiere algo un poco más especial? Pruebe preparar avena durante la noche. Simplemente tiene que mezclar partes iguales de avena y leche o yogur. Luego, agregar frutas como plátanos en rodajas y endulzantes o miel al gusto. Mezclar los ingredientes en una taza o tazón y dejarlo en el refrigerador durante la noche (de 6 a 8 horas) y tendrá un desayuno listo.

Tenga en cuenta que la avena es un alimento altamente nutritivo, ya que es fuente de proteínas, lípidos, vitaminas, minerales y beta-glucano. (1)

Opciones de bebidas

Si cuenta con una licuadora pequeña puede preparar jugos y bebidas como plátano con leche, fresas con leche, agua de avena, entre otros. Entonces, ¿cómo se prepara el agua de avena? Sólo necesita una taza de avena, un poco de canela en polvo y dos litros de agua. Luego, mezclar la taza de avena con un vaso de agua. Agregar el resto del agua y la canela;  azúcar, miel o stevia si lo desea.

En caso de que la avena no se haya mezclado correctamente, colar la mezcla. Luego, refrigerar y beber. En esta website encontrarás más información sobre recetas y beneficios del agua de avena: ¿Cómo hacer el agua de avena?

Opciones de almuerzos o cenas

Si tiene su plancha eléctrica, intente cocinar un par de pechugas de pollo (o compre un pollo asado), cortarlas en cuadritos y ponerlas en un tazón o recipiente con lechuga, tomate y palta.  Agregar limón o mayonesa y obtendrá una deliciosa ensalada de pollo que va muy bien en un sándwich o es perfecta con galletas saladas.

Con estas ideas y recetas (cómo se prepara el agua de avena, la avena con leche de noche, entre otras), puede mantener a su familia alimentada y contenta mientras se aloja en un hotel.

Referencias