Viajando por el mundo con el póker como excusa

Especial para Solo para Viajeros

Mi opinión

Pese a lo que generalmente se piensa, los profesionales del póker son personas muy preparadas que abrazan su pasión como otros lo hacen con las suyas. Es así, como los billaristas o los bailarines de tango que trabajan en los cruceros del Mediterráneo, los aficionados a este juego que se popularizó en Nueva Orleans traído, quizás, por marineros persas, viajan por el mundo para participar en certámenes que los turistas de todas las nacionalidades celebran.

Existen profesiones que permiten tener la flexibilidad para viajar todo el tiempo o que requieren de desplazamientos. También hay trabajos que no son más que la profesionalización de un hobby. De la misma manera existen formas de ganar dinero viajando. En esta ocasión le dedicaremos el tiempo a una de esas profesiones, no muy comunes, con las que es posible cualquiera de las tres opciones anteriores. Se trata de las cartas o más específicamente del póker. Este es un tipo de turismo verdaderamente específico, pues existen alrededor del mundo diversidad de amateurs y profesionales que se dedican a viajar en búsqueda de torneos y oportunidades de ganar dinero a medida que juegan.

Turismo de póker

Los grandes torneos de póker, que a menudo se llevan a cabo en glamurosas localizaciones, atraen a millones de jugadores. Profesionales y principiantes se ven tentados por los grandes premios en dinero que estos ofrecen. A su vez, son la oportunidad perfecta para conocer nuevos destinos. Ciudades como Singapur y Macao, ya se han consolidado como ciudades casino en el mundo, al igual que Las Vegas, que es la ciudad del juego por excelencia.

De acuerdo con Adrián Mateos, a diferencia de lo que se puede pensar, según la creencia popular, el mundo del póker, es mucho menos sórdido de lo que se imaginan. De hecho, se trata generalmente de personas estudiadas y muy inteligentes. Esto ha cambiado mucho debido al entrenamiento en línea que se puede ganar en un online casino, en el que se puede acceder, incluso desde el móvil, a juegos en vivo como Texas Hold’em y Caribbean Stud Poker, entre otros. En este sentido los profesionales del Póker son personas que mientras están participando en torneos no beben, por el contrario, se ejercitan regularmente y comen de manera saludable, con el fin de dar lo mejor de ellos mentalmente en la mesa.

Atado a este turismo han surgido también agencias dedicadas a este tipo de viajes. Póker Travel, es una agencia en Europa y Asia que ofrece viajes a festivales de póker cada fin de semana a destinos exóticos alrededor del globo. Otras marcas enfocadas también en este tipo de turismo, son Caribbean Poker Party y los cruceros póker como WPT Cruise, que ofrece viajes en crucero para los asistentes del campeonato profesional de póker más importante del mundo. El próximo crucero espera zarpar en septiembre de 2019, recorriendo en Mediterráneo.

Photo by Vidar Nordli-Mathisen on Unsplash

Aunque este tipo de turismo es especial, no se requiere ser profesional para participar. En la mayoría de los campeonatos se puede recibir una cuota de registro y con eso es suficiente. De igual manera existen diversos torneos que incluso se pueden jugar desde el teléfono. Si se conoce el juego y se tiene practica en él, puede ser incluso una manera de hacer que los excedentes de efectivo se multipliquen para financiar ciertos gustos extraordinarios. El póker, como cualquier otra disciplina requiere de práctica y estrategia. También como cualquier otra disciplina tiene riesgos, que se pueden ir mitigando con la profesionalización. En todo caso, es posible hacer de este juego, no solo un trabajo, sino un motivo para viajar y vivir experiencias inolvidables en algunos de los lugares más extravagantes del planeta.