Perú fue el país que registró mayor cantidad de especies en Global Big Day

Los días previos al Global Big Day el pajarerismo peruano andaba más alborotado que nunca. No era para menos, se trataba de una ocasión de suma importancia para mostrarle al mundo el crecimiento de un movimiento que se ha hecho fuerte a puro pulso, a puro pulmón. De hecho me tomé la libertad durante mi visita al Taller Regional para la Conservación del Cóndor Andino para hablar con algunos de sus representantes y todos los entrevistados mostraron su alborozo por los más de cien grupos registrados para el conteo del domingo 9 de mayo.

La nota de ACCA que les paso dando cuenta de los resultados preliminares del Global Big Day confirma el éxito de la campaña que un grupo de medios de comunicación y de amantes de las aves (individuales y asociados) desarrollaron durante las semanas previas al certamen planetario. No se trata de ostentar un récord para sacarle pica a nuestros vecinos; tampoco para solazarnos por ser el número uno en avistamiento de especies y empezar a vender como pan caliente los destinos para turistas de naturaleza que tenemos. No, lo importante del objetivo logrado radica en que se trata de la consolidación de una propuesta de vida sana respetuosa en extrema de a la naturaleza. Nada más. De una propuesta, además, nacida en una coyuntura donde lo que prima es una visión de lo natural atravesada por ese extractivismo infame que convierte en renta lo que es de todos.

Ojalá que el éxito del Global Big Day convoque a más milicianos a la causa. Como lo decimos en esta esquinita, otro mundo es posible.