dsc_2367-jpg

,

Retrato de un explorador. Pepe Landeo y el Circuito Nor Amazónico

Wili Reaño - Viajeros. Foto Wilson García. Convertir en productos turísticos los infinitos atractivos naturales y culturales que tiene...

38586_1

,,

CHILE: Indígenas rapanuis de Isla de Pascua aprueban creación de una gigantesca reserva marina

Tomado de La Vanguadia. Los indígenas rapanui, que habitan la Isla de Pascua, han aprobado la creación de una...

halfmdsfuerteventura20172

,,

Fondista Remigio Huamán gana el oro de la media Marathon des Sables Fuerteventura

. Después de cuatro días de competencia extrema a través del desierto de Fuerteventura, en Islas...

????????????????????????????????????

,,,

Delfines de río: indicadores biológicos de la destrucción del bosque amazónico

. Fernando Trujillo, director de la Fundación Omacha de Colombia, ha navegado más de 27 000...

ron-swaisgood

,,,

Un grupo de indígenas no contactados emerge de la selva amazónica del Perú

Nadia Drake para Nat Geo, con fotos de Jeff Cremer . Los mashco-piro aparecieron de pronto en los senderos que reptan por esta hermosa aldea boscosa,...

58c2bfb7db8d1

,,

Se crea en el Cusco Área de Conservación Regional Tres Cañones

Tomado de Actualidad Ambiental. Con su establecimiento, el Gobierno Regional de Cusco podrá conservar la flora y fauna...

hwdyo3m8zuw8kmvqznie

,,

Región San Martín pondrá en valor sitios arqueológicos del Gran Pajatén y Gran Saposoa

Portal de Turismo. El Gobierno Regional de San Martín pondrá en marcha el proyecto para la puesta en valor de los...

banner 2017

,,

Se abrieron las inscripciones para la EcoAventura 2017, la maratón para la conservación de los bosques andinos

Comunicaciones Bosques Andinos. Se abren las inscripciones para la EcoAventura 2017, un acontecimiento que busca impulsar la...

Alojamiento con estilo

_06a0213

Amak / Iquitos

El retorno a las fuentes: el Amak de Iquitos, una propuesta renovadora El Yanayacu es un río de...

  

Donde comer en el Perú

4-club-el-comercio

Incanto / Cusco

Hubo un tiempo en que los viajeros extranjeros se agrupaban en las puertas de los restaurantes del...

  

Mi columna

pacificum-el-retorno-al-oceano

PACIFICUM, OTRA OPORTUNIDAD PERDIDA Que "Pacificum, el retorno anunciado", el recientemente estrenado documental de Evelyn Merino...

Cuadernos de campo

MINAMATA EN EL MANU El Manu es el lugar con mayor biodiversidad del mundo: sin embargo, en sus bosques llenos de vida y...

Mis lugares favoritos

vist_peru_acc-0138-1-2

El tren Vistadome a Machu Picchu / Cusco
Hace unos días volví de nuevo a Machu Picchu, el destino que más gozo cuando se trata de viajar...

Entrevista de la semana

Irma del Águila: “Creían que yo era un conocido historiador hombre que escribía novelas

irma-del-aguila-la-mujer-sigue-jpg_604x330
Comentarios (0) | Por Gabriela Wiener para La República

Viajero de la semana

Viajar para emocionarse. Mariaelena Carbajal ama el mar

uno
Comentarios (0) | Por Mariaelena Carbajal

Invitado de la semana

Manuel Calloquispe: La vida no vale nada en La Pampa

19961106_10209580137560250_2856364244591887225_n
Comentarios (0) | Por Manuel Calloquispe

Mis libros

untitled (2)

Inés y la Alegría
Inés y la alegría El ejército de la Unión Nacional Española y la invasión del valle de...

Caza de citas

“Fue su último libro completo. Había sido un lector de una voracidad imperturbable, lo mismo en las treguas de las batallas que en los reposos del amor, pero sin orden ni método. Leía a toda hora, con la luz que hubiera, a veces paseándose bajo los árboles, a veces en la penumbra de los coches trepidantes por los pavimentos de piedra, a veces meciéndose en la hamaca al mismo tiempo que dictaba una carta. Un librero de Lima se había sorprendido de la abundancia y variedad de las obras que seleccionó de un catálogo general en que había desde filósofos griegos hasta un tratado de quiromancia. En su juventud leyó a los románticos por influencia de su maestro Simón Rodríguez, y siguió devorándolos como si se leyera a sí mismo con su temperamento idealista y exaltado. Fueron lecturas pasionales que lo marcaron por el resto de la vida. Al final había leído todo lo que cayó en sus manos, y no tuvo un autor favorito, sino muchos que lo fueron en sus distintas épocas. Los estantes de las casas diversas en las que vivió estuvieron siempre a reventar, y los dormitorios y corredores terminaron convertidos en desfiladeros de libros amontonados, y montañas de documentos errantes que proliferaban a su paso y lo perseguían sin misericordia buscando la paz de los archivos. Nunca alcanzó a leer tantos como tenía. Cuando cambiaba de ciudad los dejaba al cuidado de los amigos de más confianza, aunque nunca volviera a saber de ellos, y la vida de guerra lo obligó a dejar un rastro de más de cuatrocientos leguas de libros y papeles desde Bolivia hasta Venezuela”.

García Márquez sobre Bolívar