San Isidro apuesta por las bicicletas y los espacios públicos para la gente

No conozco a Manuel Velarde, el alcalde de San Isidro que un grupo de vecinos quiere revocar. Sin embargo, debo decir en honor a la verdad, su lucha por quitarle a los autos las calles y avenidas que en algún momento nos arrebataron sus conductores también es la mía. Firmo lo que digo en mi doble condición de peatón y chofer de un vehículo automotor: prefiero renegar más de la cuenta mientras ubicó un espacio público para estacionarme que seguir habitando una ciudad pensada en darle solución a los que andamos sobre cuatro ruedas y a punto de perder la paciencia.

Una ciudad son sus espacios públicos, y estos deben estar concebidos para darle preferencia a los que van a pie… o en bicicleta, una manera de ir un poco más rápido pero siempre en modo slow.
Que San Isidro haya empezado a girar hacia ese territorio, es una maravilla. Si de verdad nos aterra la prepotencia de los que quieren sembrar de by-pases las avenidas de la urbe que habitamos, tenemos la obligación de construir, visibilizar el modelo de ciudad que queremos.

Y éste que perfila Velarde en la entrevista que concedió a los muchachos de La República me gusta.

Vamos por más, buen retorno a casa después del feriado largo (a los que lo tuvieron).

Leer más