Redescubriendo Tingo María, un sendero por la paz en la Amazonía

Me encantan estas proezas de la imaginación, el buen sentir y la osadía. Me encanta que el mundo, sobre todo el mundo rural, se llene de ilusiones como las que están enhebrando en Tingo María, muy cerca a la Laguna de los Milagros, los comunicadores sociales Isabel Guerra, peruana y Jose Enrique Molina, catalán. Como lo comenta la nota que les paso, tomada del portal de placeOk, estos tercos soñadores decidieron sentar raíces en las proximidades de Aucayacu, una localidad otrora sinónimo de narcotráfico y violencia exasperada, para restaurar un bosque y soñar con tiempos mejores, que de hecho van a volver, tienen que volver.

Como ellos, otros, y espero que muchísimos creyentes más, se están llenando de entusiasmo para poblar, como plántulas que se resisten al hastío, el bosque de Gaia con nuevos bosques, con mejores ideas, con ganas de sacarle la mugre al despropósito y la manía (tan estúpidamente humana) de destruirlo todo. Muchas luces y buenas alas al Refugio Selvático Fundo El Aventurero y a su inspirador proyecto Senderos por la Paz. Con más lucecitas como las suyas en el firmamento #otromundoesposible, de verdad.

Leer más