Japón realiza importante donación para preservar restos arqueológicos y museo de Pachacamac

Les paso esta buena noticia para el Santuario Arqueológico de Pachacamac y su recientemente inaugurado Museo de Sitio. Como lo consignamos en el reportaje que les presentamos hace unos días (“Pachacamac, un oráculo andino y una huaca del siglo XXI”), que por cierto ya es trending topic para Solo para Viajeros, el museo que se inauguró en febrero pasado es uno de los productos más interesantes que nos deja la administración Humala en materia cultural. Que el gobierno japonés se haya interesado en apoyar el trabajo del equipo del Ministerio de Cultura asignado a este ícono de la arqueología peruana es una buena noticia que se tiene que celebrar.

Leer más

Pachacamac, un oráculo andino y una huaca del siglo XXI

Hace unas semanas visité por primera vez el recientemente inaugurado Museo de Sitio de Pachacamac, veintiún kilómetros al sur de esta ciudad tan afecta a las malas noticias. Lo menciono porque a los pocos minutos de haber empezado a recorrer sus salas de exhibición tuve la sensación de haber ingresado a uno de esos espacios -como el Museo Tumbas Reales de Sipán o la Huaca del Sol y de la Luna- que nos reconcilian con lo que somos y podríamos ser si es que de verdad nos ponemos las pilas y aprendemos a sumar entre todos. Testigo de lo que les cuento fue el fotógrafo catalán Raimon Plá.

El nuevo Museo de Sitio de Pachacamac es una joya de la cultura peruana por donde se le mire y aunque parezca mentira se fue edificando mientras perdíamos el tiempo en confrontaciones políticas de poca importancia y cabildeos menudos. Desde la propuesta arquitectónica, desarrollada por dos jóvenes arquitectos peruanos y la excelente gestión que viene impulsando el equipo del Ministerio de Cultura a cargo del santuario, hasta la museografía que se ha puesto en escena, todo, realmente todo es de primera. Como suelo mencionarlo cuando me enfrento a situaciones como ésta: provoca aplaudir de pie y batir hurras por los involucrados.

Volví al valle de Lurín hace unos días con Walter Silvera y Anna Cartagena para preparar una nota sobre el museo y el oráculo de Pachacamac. Gracias a la buena nota de Denise Pozzi-Escott, Carmen Rosa Uceda y Janet Oshiro, del equipo del Ministerio de Cultura, pude recorrer sus salas y algunas zonas del santuario, siempre pensando en volver para seguir hurgando entre sus muros de adobe y sus infinitas historias. La siguiente crónica pretende entusiasmarlos para que se animen a visitar de nuevo el oráculo de Pachacamac.

Leer más