Huevos de taricaya cosechados en grupos de manejo de la Reserva Nacional Pacaya-Samiria empiezan a comercializarse con éxito

La revolución amazónica tiene que ser productiva, lo acabo de mencionar en una nota que escribí en esta misma plataforma a propósito de la liberación de taricayas impulsada por la Municipalidad de Maynas en consorcio con un grupo grande de empresas privadas. Y debe ser una revolución productiva porque estamos en la obligación de preservar la Amazonía y sus ingentes recursos naturales a pesar de la obstinación del extractivismo cutre y la explosión demográfica que agota a sus ciudades y villorrios. Parece una contradicción, pero no lo es: la utilización sostenible de los recursos de sus suelos, bosques, cochas y ríos amazónicos dentro de la lógica de la conservación-productiva que venimos defendiendo por aquí ya tiene ejemplos para mostrar: el de los comités de manejo de las poblaciones de tortugas en la Reserva Nacional Pacaya-Samiria es uno de ellos. Otro, no quiero ser redundante, el que viene desarrollando el Grupo AJE a través de su marca BIO Amayu, una bebida hecha a base de “frutos del bosque”, el oro verde de nuestra exuberante Amazonía, obtenido por las propias comunidades respetando los ciclos ecosistémicos de la tierra que habitan. Les dejo esta nota que da cuenta de un nuevo aporte de la alianza productiva entre el SERNANP, el servicio nacional de áreas protegidas del Perú y las comunidades de la reserva nacional: a partir de este año podremos consumir en las ciudades huevitos de taricayas envasados al vacío gracias al trabajo de las instituciones académicas, en este caso el Instituto Tecnológico del Perú, que se vienen sumando a la revolución natural que queremos. Buen fin de semana para todos.

Leer más

De vuelta al barrio: Grupo AJE y municipio de Maynas lideraron exitosa liberación de taricayas en Iquitos

Viajamos hasta Iquitos para integrarnos a una simpática comitiva de periodistas e influencers que participaban en el Tercer Festival de las Tortugas de Agua Dulce de la Amazonía Peruana, uno de los eventos más importantes del calendario ambiental del departamento de Loreto. En los ríos y cochas de las proximidades de Iquitos una alianza público-privada está reparando lo que el olvido y la intransigencia estuvieron a punto de destruir para siempre: en la provincia de Maynas las tortugas taricayas están de vuelta. Aquí unos retazos de una historia que nos llena de emoción y que se debe repetir en otros confines de este país megadiverso y pluricultural.

Leer más

Grupo AJE se sumó a la iniciativa “Apadrina una taricaya, conserva Pacaya”

Lo voy a decir de nuevo, so pena de aburrir al respetable con el mismo sonsonete: resulta una desgracia que en tiempos de calentamiento global y descalabro ambiental la agenda política nacional siga estando dominada por temas tan insulsos como los que estamos obligados a espectar todos los días en los medios de comunicación. Y que las noticias como ésta que les dejo no adquieran la preeminencia debido al pedo que le damos a los escandaletes y escaramuzas verbales a los que nos tienen acostumbrados los politicastros de siempre. Que la Reserva Nacional Pacaya-Samiria, un humedal en Loreto o bosque de várzea de dos millones de hectáreas, empiece a llamar la atención de empresas privadas interesadas en promover su conservación y el apropiado uso de sus ingentes recursos naturales debería ser festejado a lo grande para que el buen ejemplo cunda y se replique por toda la Amazonía, para empezar, un territorio que bien gestionado está en condiciones de detener el Armagedón ambiental en ciernes. En fin, no quiero aguarles la noche y si pueden, pinchen en su ordenador los links que dan cuenta de la campaña “Apadrina una taricaya, conserva Pacaya” que viene impulsando con éxito el Sernanp y sus socios locales. Vale la pena apoyarla, #otromundoesposible

Leer más

Se inició campaña de recolección y reanidación de taricayas en Pacaya Samiria

En la Reserva Nacional Pacaya Samiria se han venido desarrollando en los últimos años emblemáticos proyectos de conservación y manejo de poblaciones silvestres. Pro Naturaleza, también Green Life, la oenegé que fundara el recordado Mario de Col, han sido pioneras en el tesonero intento de revertir tendencias y convertir el área en ejemplar y sostenible. Me consta.

Saludo el inicio de la campaña anual de recolección y reanidación de taricayas, una especie de quelonio que estuvo a punto desaparecer como consecuencia de la explotación excesiva de sus poblaciones y que ahora se recupera. El año pasado, según la nota que nos acaba de enviar el SERNANP, la misma campaña produjo ingresos a los involucrados –comunidades debidamente capacitadas- por más de un millón de soles. Ese es el camino que nos toca recorrer: convertir las áreas protegidas y demás espacios de la Amazonía en campos productivos que concilien de una vez conservación y desarrollo, dos conceptos que hasta la fecha parecieran irreconciliables. Y recorrerlo rápido, no queda mucho tiempo antes de que las ciudades y pueblos que fructifican en las tierras amazónicas se coman a la gallina de los huevos de oro y punto final. Les paso la nota de Mariela Huacchillo.

Leer más