Ignacio Medina: “Ni en Perú se respeta la denominación de origen del pisco”

Sobre la chauvinista y, por tanto, peligrosa batalla del pisco me he pronunciado hace muchísimo tiempo: pelearnos con nuestros vecinos del sur por la pretendida denominación de origen resulta, a estas alturas del partido, contraproducente, estéril, una pérdida de tiempo. Como lo comenta el sibarita Ignacio Medina la competencia entre los destilados de uva sudamericanos debe darse en el campo de la calidad (y de la competitividad) no en el territorio de las intrigas, los insultos y los chiqueros nacionalistas (precisamente donde reinan a sus anchas los Philips Butters de aquí y de allá).

Coincido con el español cuando critica a esos empresarios nuestros que con tal de vender, de colocar sus mercaderías son capaces de poner en remate hasta sus propios calzones. Qué bárbaros, qué falta de principios éticos. Los dejo con Ignacio Medina; si de verdad queremos que el pisco logre capturar nuevos mercados y vencer por sus atributos intrínsecos hagámosle caso, el crítico tiene la razón… aunque nos duela.

Leer más

Marcela Olivas, directora del Museo Nacional de Chavín, entre dioses y hombres

Durante más de dos años, casi tres, fui testigo de excepción de los esfuerzos y la garra de Marcela Olivas, la directora del Museo Nacional Chavín, por hacer del museo que guarda las piezas más notables de la antigua civilización el gabinete de artes y ciencias que los peruanos nos merecemos. Entre los riscos del Huantzán y las terrazas que va formando el río Wacheqsa, apurado en entregar sus aguas sacras al turbulento río Mosna, a unos cuantos metros de la actual ciudad de Chavín, floreció una cultura, para muchos entendidos la primera surgida en el territorio panandino, cuyos hombres y mujeres fueron capaces de dominar la tierra, domeñando también las aguas de los torrentes que bajan de la Cordillera Blanca para crear uno de los paisajes más inauditos y bellos de los Andes del Perú.

Me alegra sobremanera comprobar que el sueño de Marcelita, una de sus muchasquimeras arqueológicas y culturales, se haya cristalizado en el renovado museo que espero muy pronto visitar. Felicitaciones a los artífices de esta osadía, en especial a los amigos de la compañía minera Antamina –Gabriela Antúnez, Milton Alva, Guillermo Rojas y tantos más-, a Peter Fux, del Museo Rietberg de Zürich, a los esposos John y Rosa Rick, a la arqueóloga María Mendoza, a Alejandro Espinoza, a Augusto Bazán, a don Zózimo, a Sonia y a una larga lista de creyentes en la recuperación del legado chavín. En estos días, estoy seguro, sus dioses deben estar de fiesta.

Leer más

Nuestro querido calato

Mis amigas de la Corporación para el Desarrollo de Caldas no lo podían creer: para ellas la existencia de una raza canina cuyos orígenes se remontan a los tiempos de las primeras civilizaciones andinas era un sencillo imposible. Les hablé mucho de este embajador silencioso del Perú, también de Apu, el perro sin pelo, peruanísimo, que me espera en casa y se quedaron boquiabiertas. Por eso es que les prometí enviarles más información sobre la especie y ya en mi hotel, a poquito de navegar por Internet me topé con esta interesante columna de Rafo León en el face de Fundación BBVA Continental que por cierto sigo semana a semana. Saludos desde Manizales, Caldas, en el eje cafetero colombiano.

Leer más

De paso por el territorio awajún. Cinco historias del Alto Mayo

“Cuando los agrónomos empezaron a decir que los sistemas agroforestales o policultivos constituían la manera más ecológica y económica de hacer agricultura amazónica, los aguaruna y los huambisas –awajunes y wampis- ya llevaban años de años preparando chacras donde aparte de la yuca habían introducido plantas medicinales, aromáticas, palmeras, especies forestales, frutas, etc., recreando un sistema muy parecido al que se encuentra en su entorno” (Viajeros n° 4).

Les dejo este texto sobre los awajún del Alto Mayo publicado en el último número de la revista Viajeros. Disfruten el día, viajeros…

Leer más

Pilar Montesinos, nuestra anfitriona / Rafo León

Les dejo estas dos notas de Rafo León sobre el TRC peruano, una propuesta de turismo rural que se ha consolidado con el tiempo y tiene tanto que decirnos. Rafo acaba de participar en la última versión del Encuentro de Turismo Rural Comunitario que organiza Mincetur y como dice sin tantos eufemismos, la propuesta que impulsó desde el viceministerio de Turismo la recordada Cecilia Raffo ses una de las pocas políticas públicas que han seguido en pie a pesar de los cambios de timón al que está expuesto el sector. Quinientos mil turistas que visitan nuestro país recorren, aunque sea un ratito, alguna de las muchas experiencia de turismo rural comunitario que ha impulsado un programa que ha tenido al frente a personas que conozco y sé de su convencimiento y amor por el turismo social. Dos de ellos, Fernando Vera y Leoncio Santos, magníficos discípulos de Cecilia, inolvidable directora de la revista BienVenida y bella mujer.

Les dejo las opiniones de Rafo vertidas, la primera, en la cuenta de Fundación BBVA Continental y la segunda en Caretas, la revista que conduce con acierto Marco Zileri, otro viajero de esos.

Leer más

Freddy Mamani, el arquitecto de los Andes

Guardé este artículo que leí hace unos meses en la edición digital de El País, para pasárselo después de conocer, in situ, algunas de las construcciones más notables de Freddy Mamani, el soberbio arquitecto boliviano que está revolucionando la estética urbana de El Alto, una ciudad alucinante, explosiva, clave para tratar de entender al país que ha destapado Evo Morales, el presidente quechua y aymara de Bolivia.

Bueno, el domingo que pasó estuve en El Alto, subí desde La Paz en el moderno teleférico que comunica el centro de la ciudad con sus extremos, siempre a punto de tocar el cielo, y casi me voy de bruces. Lo que vi fue alucinante, extraordinario: la ciudad entera era un campo ferial por donde la miraba, por todos lados los puestecitos de venta al paso y la gente comprando y vendiendo lo inimaginable, decoraban un paisaje estremecedor, Blade Runner versión 2017 en la altiplanicie boliviana. Ya les contaré más detalles sobre El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia, después de Santa Cruz, la urbe sobre los cuatro mil metros de altura donde brillan con luz propia los cholets de Freddy Mamani, el protagonista de esta historia de la periodista Amelia Castilla.

Leer más

Prom Perú lanza marca sectorial Superfoods Peru en feria de alimentos más importante del mundo

Estoy sumamente interesado en este tema, el de los súper alimentos peruanos, esa otra posibilidad de desarrollo que tenemos a la mano, cerquita nomás y en los Andes y en toda la Amazonía, para derrotar la pobreza extrema y la devastación ambiental que sufre nuestro territorio patrio. En estos últimos días he hablado de ello con Víctor Noriega, el gobernador regional de San Martín; con el fotógrafo Raimón Plá, conectado a Internet desde su velero anclado en una rada de Barcelona y anoche con Pepe Álvarez Alonso, investigador amazónico y responsable de la Dirección de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente.

Con todos confirmo esto que les digo con alborozo y deseos de llamar la atención de medio mundo: los mercados emergentes para los productos derivados de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos aumentan su demanda de manera desproporcionada y a un ritmo alocado. Se han puesto de moda y amenazan con convertirse una tendencia universal. Más claro ni el agua.

Si en el 2008, los datos acabo de tomarlos de un documento del MINAM, los productos agrícolas certificados facturaron a nivel global 40 mil millones de dólares, el estimado para el 2020 alcanza los 210 mil millones de dólares. Fantástico.

Y en el 2050 la cifra que se prevé supera los 900 mil millones de dólares. Una cantidad de fantasía, un verdadero milagro para países como el Perú, bendecido por ahora por su diversidad biológica y cultural. Si no aprovechamos, como dicen los esnobs, esta nueva ventana de posibilidades, mejor apaguemos la luz y pongamos un letrero que diga: se vende este país de tantas oportunidades perdidas.

Saludo el esfuerzo de Prom Perú por asociar nuestra marca a estos productos de creciente demanda y necesidad mundial. Ese primer paso debe estar acompañado de la aprobación inmediata de las políticas públicas que favorezcan la reconversión del agro y el manejo apropiado de bosques y cochas, lo que investigadores como Jorge Gasché y Napoleón Vela llaman el modo de producción bosquecino. Y por el lado privado, de la necesaria inversión de capitales, única manera de estimular cadenas productivas que permitan construir un modelo de desarrollo potente, apropiado por fin a la idiosincrasia de nuestra población y a la geografía que habitamos.

Leer más

Locos por la Mamita Candelaria

La fiesta a la Virgen de la Candelaria, en Puno, es una de las celebraciones católicas más espectaculares (y heterodoxas) de América Latina. Cada año miles de fieles se dan cita a orillas del lago Titicaca para bailar durante varios días en honor a una virgen pobre, morena y buena. La vida cotidiana se interrumpe durante semanas y solamente se vive para la Mamita más famosa del altiplano peruano-boliviano. Estuvimos allí para contarles lo que sigue…

Leer más

Miguel de Kergariou: “Soy viajero por herencia y por crianza…”

Aprender a andar entre surcos y matorrales, crecer en los contornos de uno de los paisajes más sublimes de la tierra, en isla Suasi, ser hijo de una guerrera, de una mujer hecha de material noble, de barro y mil batallas, debe ser un desafío, una conmoción para cualquiera. Miguel de Kergariou, el hijo de Marta Giraldo, viajero, hombre de turismo, conductor ahora del hotel que construyó su familia a punto de sueños, es nuestro viajero de la semana. Abrazos a la distancia heredero de una estirpe de magníficos anfitriones y orgullosos defensores de la cultura y el mundo aymara.

Leer más