Ciencia ciudadana para salvar el planeta

Me toca celebrar con alegría el hecho de que el programa Wired Amazon de Rainforest Expeditions haya llegado a la final de los prestigiosos Premios Latinoamérica Verde, el certamen que cada año, desde el 2013, galardona, da visibilidad y genera redes entre los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de Iberoamérica. Ya lo dije: la propuesta de Nycander & Co. es potentísima y ha sabido navegar entre estas dos ideas-fuerza de tanta importancia para salvar el planeta de la destrucción que seguimos observando con incredulidad.

Leer más

Programa Wired Amazon de Rainforest Expeditions finalista en prestigiosos Premios Verdes

Formidable, muy buena noticia. Durante un año, o de repente un poco más, tuve el privilegio de recorrer los albergues de Rainforest Expeditions en Madre de Dios con la intención de conocer a fondo la intensidad de su valiosa propuesta y los aportes hechos por la empresa a la conservación y el desarrollo científico de uno de los ecosistemas más extraordinarios del planeta: la Amazonía de la triple frontera que compartimos con Brasil y Bolivia.
Del experimento socio-ambiental creado por Eduardo Nycander hace más de 30 años venía hablando desde que lo lanzaron a la brega: de hecho, uno de los resorts de la marca aparece en el librito que escribí en el 2005 para Prom Perú en el afán de pasar revista a los proyectos de turismo sostenible que se venían consolidando en una época en que pocos eran los que creían en el concepto. Ese trabajo pionero para el que fui convocado se llamó “Sonriéndole al futuro, iniciativas peruanas en turismo sostenible” y fue gestado por Marisol Acosta, funcionaria proba de la institución estatal retirada de sus funciones últimamente por la intransigencia y la revancha que han acoderado en nuestro país y son tan nocivas. Pero ese es otro tema…

Ahora me toca celebrar con alegría el hecho de que el programa Wired Amazon de Rainforest Expeditions haya llegado a la final de los prestigiosos Premios Latinoamérica Verde, el certamen que cada año, desde el 2013, galardona, da visibilidad y genera redes entre los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de Iberoamérica. Ya lo dije: la propuesta de Nycander & Co. es potentísima y navega entre estas dos ideas-fuerza de tanta importancia para salvar el planeta de la destrucción que seguimos observando con incredulidad.

Me comuniqué muy de prisa en estos días con Mario Napravnik, el gerente general de la empresa y lo noté, como siempre, muy entusiasmado. Y eso que los tiempos no han sido los mejores para ellos ni tampoco para las demás compañías de ecoturismo y turismo de naturaleza de la región. La pandemia y el prolongado distanciamiento social tiraron por la borda años de sacrificios, obligaciones cumplidas e inversiones hechas que ojalá algún día se puedan recuperar.

De allí la imperiosa necesidad de visibilizar los éxitos de las organizaciones que han logrado sobrevivir a la crisis sanitaria y siguen dándole duro a la adversidad a la espera de mejores tiempos. Para Mario el asunto tiene que ver con compromisos con el bosque que cuidan con ahínco desde 1989 y con las comunidades con las que se asociaron desde temprano. Rainforest Expeditions opera en un paisaje definido por la presencia de la icónica Reserva Nacional Tambopata (un territorio del tamaño de Hong Kong y Singapur) y el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, el bosque natural cuya extensión es tan grande como Jamaica y Puerto Rico. Cuidar un espacio físico tan grande como el de estos cuatro países resulta para el Estado una ordalía, una tarea imposible de afrontar sin el concurso de la sociedad organizada. Y de los esfuerzos que la empresa privada, Rainforest Expeditions, una de ellas, vienen realizando a pesar de todo.

Para el caso del consorcio tambopantino la activación de modelos societarios tan ricos y ojalá imitables como el que lograron armar con la comunidad Ese’eja de Infierno para gestionar el albergue Posada Amazonas, un ecolodge administrado de consuno entre la población nativa y la empresa que genera tres millones y medio de soles de ingresos líquidos cada año para la población local. Vale decir, puestos de trabajo y calidad de vida para 400 familias involucradas en el esfuerzo, que por cierto ha sido saludado por tirios y troyanos. Y que la propia OMS, Organización Mundial de Turismo menciona como ejemplar a nivel global.

Es verdad, hay que creérnosla, el join-venture entre la empresa de capitales peruanos y la comunidad nativa de Infierno es un modelo de turismo responsable único en su género en el planeta. Como que singular y extraordinaria es la propuesta de Rainforest Expeditions en ciencia y ciencia ciudadana. En esta plataforma hemos hablado un poco del programa Wired Amazon y de las demás iniciativas científicas implementadas por la compañía, cuando lean la noticia que desarrollamos a continuación van a encontrar los links que necesitan para conocer más de las mismas. Solo decir que uno de los proyectos de Wired Amazon, el intitulado “Descubrir nuevas especies”, lleva ya descubiertas, valga el redundar, treinta nuevas especies para la ciencia en los últimos tres años. En otras palabras, treinta seres vivos cuyo registro se debe al buen ojo y sapiencia de turistas de paso por los alojamientos amazónicos de la marca.

Parece mentira pero es así: la sociedad entre científicos y ciudadanos comprometidos con la ciencia y el futuro funciona.

Eso fue lo que pensaron Nycander y Kurt Holle, los patrocinadores del programa, cuando decidieron echarlo a andar en el 2016. Entonces, entusiasmados con la presencia en las cercanías de sus hoteles de jaguares, águilas arpías y otros colosos del bosque, adquirieron las cámaras y los equipos tecnológicos necesarios para convertir a sus pasajeros en aliados de la conservación amazónica. Y la empresa, lo he conversado con Mario Napravnik, no ha dejado de innovar con nuevas iniciativas. Llego a creer que a la fecha deben ser más de 1500 los científicos ciudadanos comprometidos en el trabajo. Colosal.

Se trata de sumar esfuerzos, no dejarse vencer por las circunstancias, no amilanarse. Tener las ganas de cambiar el mundo, de convertir en realidad los sueños de una Amazonía resiliente y próspera en todo sentido. Estoy en esa línea: de allí la alegría que me produce compartir con ustedes la nominación del programa Wired Amazon como uno de los finalistas de los prestigiosos Premios Verde 2022. Es obligación de cada uno de nosotros visibilizar el combate que vienen dando empresas comprometidas con el futuro del planeta como Rainforest Expeditions. Repito el mantra: #otromundoesposible. Enhorabuena. Lindo día para todos…

Leer más

Madre de Dios: investigación y monitoreo científico durante la pandemia

Pese a los arrebatos de la pandemia mundial que nos sigue golpeando tanto, la investigación y el monitoreo de los proyectos en ciencia y ciencia ciudadana no se detienen en Madre de Dios, el departamento peruano con más áreas naturales protegidas y tal vez el de mayor biodiversidad de la región sudamericana. Para saber un poco más de las iniciativas científicas en la Capital de la Biodiversidad del Perú nos contactamos con científicos peruanos y extranjeros que trabajan en sus bosques. Esta es la historia que acabamos de publicar en la agencia de noticias ambientales Mongabay Latam.

Leer más

La comunidad de Infierno y los ese’eja del Tambopata: hablan los protagonistas

Una misma historia puede ser contada desde diferentes ángulos. O narrada utilizando también las voces, todas, que se tengan a la mano como en una melodía polifónica, como en los relatos de Svetlana Alexiévich, la periodista biolerrusa que obtuvo el premio Nobel de Literatura en el 2015 después de desnudar con trazos firmes la tragedia que supuso para millones de personas, anónimas, dolientes, la Segunda Guerra Mundial y la hecatombe nuclear de Chernobyl. O escuchando los recuerdos en primera persona de los que nunca son tomados en cuenta, como en las historias del colombiano Alfredo Molano, un escritor desconocido por nosotros que ha diseccionado como nadie la vida de los pueblos de la Amazonía de su país.

Esta historia que les traigo, permítanme la ligereza, la cuentan sus protagonistas, la mayoría de a ellos abuelos, hombres sabios que a punta de guardar canas –y mucha experiencia- construyeron un mundo nuevo en la extraordinaria llanura amazónica que crea el río Baawaja a su paso por la tierra de los Ese ejas, defensores de los bosques de una buena porción del departamento de Madre de Dios.

Leer más

Kim Basinger en el Tambopata Research Center

La visita de Kim Basinger y Alec Baldwin al Perú en 1995 fue manejada por los promotores de Rainforest Expeditions con absoluta reserva. Nadie en Lima ni en Puerto Maldonado lo supo. El equipo de filmación que acompañó a las estrellas de Hollywood contó con todo el apoyo de la novel empresa y la actriz pudo vivir una experiencia inolvidable. Los muchachos de esta historia, también. Por allí quedaron como testimonio de esa feliz coincidencia un par de fotos y un sinnúmero de recuerdos.

Leer más

Kee-wai, Baawaja y Elpis, las águilas arpías de Refugio Amazonas

John P. O’Neill, el investigador de la universidad de Lousiana que más sabe de aves de la Amazonía peruana, descubridor del elusivo Barbudo pecho escarlata (Capito wallacei), una de las últimas especies reportadas para nuestro país y co-autor del libro “Aves del Perú”, fue la primera persona a la que le oí hablar de las águilas arpías de las selvas vírgenes del suroriente del continente.

Lo que sigue es una historia de águilas arpías y amor a la ciencia.

Leer más

Los Big Five del Tambopata y un grato recuerdo de Bárbara D’Achille

¿Si tuviera que elegir a los cinco grandes animales del Parque Nacional Manu a quienes escogería?, se preguntó el científico Christof Schenck, estudioso de los lobos de río de las cochas de Madre de Dios.

Difícil, el Manu es un arca de Noé poblada por animales de todas las tallas y talantes.

¿Y si hiciéramos el mismo ejercicio para el Tambopata?

Leer más

Refugio Amazonas: un jardín botánico en los bosques del Tambopata

Los datos hablan por sí solos: los cálculos indican que en nuestro planeta hay tres billones de árboles. La cifra parece infinita, pero lamentablemente no lo es: las especies arbóreas están perdiendo espacio de manera acelerada debido a la explosión demográfica y el avance incontenible de la deforestación.

Cada año tiramos abajo -es un eufemismo, una frase elegante que esconde una cruda verdad-  quince millones de árboles.

Leer más

La experiencia de ecoturismo de Posada Amazonas

“Nuestros padres lo lograron, dos años les tomó ponerse de acuerdo y terminar la construcción del nuevo albergue”, comenta Durand. Lo hicieron: dejaron de lado las comprensibles dudas que tenían y se lanzaron, de lleno, a la tarea. Entre todos levantaron el nuevo albergue mientras iban definiendo las bases del tipo de sociedad que querían construir. Así nació el albergue Posada Amazonas; sin duda el emprendimiento de gestión compartida más revolucionario –y moderno- de la Amazonía peruana, un ecolodge  que con el correr de los años se convertiría en un ejemplo a seguir.

Leer más

Los bosques de Tambopata, un Edén natural de aves

Nuestra exuberante y compleja geografía ha cincelado un paisaje definido por su exagerada biodiversidad y riqueza aviar: más de 1800 especies diferentes de aves -1852 según Manuel Plenge, conocido ornitólogo peruano- se pueden encontrar en nuestro territorio. Ciento veinte de las cuales son endémicas de nuestro país, es decir, solo es posible avistarlas en estas tierras de cumbres nevadas y ríos y quebradas… amazónicos. Sí, de las mil ochocientas y más especies que se llevan registradas en nuestro territorio, se calcula que la mitad habitan la llanura amazónica; sin duda alguna, la región con más especies de aves de nuestro país.

Leer más

Varun Swamy y el proyecto Aerobotánica

De acuerdo a los datos reportados por Kurt Holle el 99 por ciento de las semillas que producen los árboles en el Tambopata y en el Manu no llegan a prosperar; antes que esto suceda son devoradas por las criaturas del soto bosque, el área de la selva que crece debajo del dosel vegetal. Para que las especies arbóreas de estos ecosistemas se perpetúen en el tiempo se necesita de estos aliados naturales. Sin ellos, los bosques no se regeneran y la vida en sus entornos se empobrece hasta desaparecer.

Leer más

El Proyecto Guacamayo: treinta años protegiendo los bosques del Tambopata

“En 1989, Eduardo Nycander, un arquitecto de Lima y fotógrafo aficionado, se quedó impresionado con la cantidad de guacamayos y otras especies de aves que se reunían en la collpa de unos de los sectores más bellos del Bajo Tambopata. Decidido a proteger ese espacio tan valioso convocó a Kurt Holl, ingeniero forestal de la Universidad Agraria, para iniciar un proyecto de investigación que involucrara a las especies de psitácidos que habían registrado”, refiere Lauren Bazley, una bióloga canadiense que llegó por primera vez a Madre de Dios para trabajar como voluntaria en el Proyecto Guacamayo y que el año pasado, durante su segunda permanencia en el Perú, asumió la conducción del trabajo de campo en el TRC.

Leer más

Vivir en el paraíso. La comunidad Ese eja de Infierno y el turismo en el Tambopata

“¿Sabes quiénes son los verdaderos defensores de los bosques del Tambopata?”, la pregunta me la hace esta vez Eduardo Nycander, fundador de Rainforest Expeditions, la empresa de ecoturismo que gestiona, junto a la comunidad nativa de Infierno, el albergue Posada Amazonas, un alojamiento a dos horas de la ciudad de Puerto Maldonado, la capital del departamento de Madre de Dios.

“Los Ese ejas de Infierno”, se apresura a contestar el hombre que desde hace treinta años trabaja en uno de los escenarios más extraordinarios en vida natural del planeta. “Ellos y los demás pobladores de la comunidad de Infierno son los que han salvado de la destrucción estas selvas donde trabajamos desde hace tanto tiempo. Gracias a ellos, estos bosques siguen manteniendo la riqueza que encontramos cuando llegamos por primera vez”.

Rainforest Expeditions celebró en enero pasado tres décadas de trabajo ininterrumpido en la Amazonía peruana. Tres albergues de lujo dan fe del compromiso de esta empresa con el cuidado de los ecosistemas donde operan: el Tambopata Research Center, Posada Amazonas y Refugio Amazonas.

Acompáñame a conocer un poco más de detalles de la vida de los pobladores de la región del Tambopata.

Leer más

El nuevo Tambopata Research Center, una oda a la naturaleza y la conservación

Una vez escuché decir a Eduardo Nycander, el fundador de Rainforest Expeditions, lo siguiente: “Nuestra filosofía ha sido la de utilizar la herramienta del ecoturismo para lograr la conservación y desarrollo de las áreas naturales protegidas del Perú y en especial las de Madre de Dios”.

Dicho y hecho, el nuevo Tambopata Research Center, una oda a la naturaleza y la conservación.

Leer más

Posada Amazonas, un ejemplo de gestión compartida del bosque amazónico

En el albergue Posada Amazonas, un ecolodge de propiedad de la comunidad nativa de Infierno, en Madre de Dios, los visitantes que llegan de todas partes tienen la oportunidad de conocer un refugio de vida silvestre gestionado por la propia población local.

El invento empresarial es fruto del esfuerzo de la empresa Rainforest Expeditions, pionera en turismo de naturaleza y ecoturismo en la región, por construir un modelo que contribuya a la preservación y continuidad de uno de los bosques más prístinos y biodiversos del planeta.

Acompáñanos a conocer esta experiencia.

Leer más

Ciencia ciudadana para salvar la Amazonía

Los viajeros responsables, aquellos que no quieren dejar una huella tóxica en el planeta y que, además, reclaman ser convocados en todas las tareas que intentan restaurar lo que otros destruyeron, son una tribu, felizmente, en franco crecimiento.

En Refugio Amazonas, el albergue que gestiona Rainforest Expeditions en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, es posible convertirse en un investigador ocasional aportando registros, observaciones, datos, a la comunidad científica, sin renunciar a ser un turista de paso por el paraíso.

Leer más

Eduardo Nycander, el muchacho que soñaba con ser fotógrafo

“Vivíamos como en la edad de Bronce, rememora Eduardo Nycander para esta entrevista exclusiva, teníamos que cargar más de cinco kilómetros unos nidos que pesaban más de 250 kilos y una vez ubicado el árbol, que iba a servir de soporte, treparlos 40 o 50 metros”. Lo que nació como un proyecto entusiasta, de mucho compromiso y terquedad juvenil, se ha convertido en una de las experiencias de ecoturismo y conservación de la naturaleza más potentes de esta parte del planeta.

Rainforest Expeditions cumple treinta años, qué la fiesta continúe por mucho tiempo más.

La Amazonía puede…

Leer más