Tres ministerios peruanos se unen para seguir impulsando la industria alpaquera

Qué buena noticia: hay que seguir insistiendo en el desarrollo económico altoandino, una región del país abandonada a su suerte que requiere a gritos el impulso que le permita salir adelante. Las comunidades alpaqueras que he recorrido últimamente en el Cusco y en Huancavelica tienen un potencial enorme, la fibra de este habitante ancestral de las alturas de nuestro país goza de la preferencia de un público selecto, premium, que paga muy bien si es que el producto final reúne las condiciones que exige.

Enhorabuena el interés gubernamental y de los empresarios privados en trabajar de la mano para mejorar la performance de una industria que está creciendo y tiene todas las condiciones para generar ingresos y calidad de vida allí donde más se necesita. Buena semana para todos.

Leer más

Miriam Abramovay: “No se trata de aumentar la participación de las mujeres rurales, se trata de empoderarlas”

Cuando escucho hablar de desarrollo rural en América Latina pienso de inmediato en Roberto Haudry, antiguo funcionario en el Perú de un proyecto agrario que tuvo como una de sus partes ejecutoras precisamente al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la organización que ha circulado la nota de prensa que les alcanzó.

Haudry de Saucy me sorprendió, cuando lo invité a trabajar un par de temas con los alumnos de uno de los primeros diplomados en Turismo Sostenible que dirigí en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, por su mirada del mundo rural desprejuiciada y carente de los galimatías sociológicos que suelo encontrar en el discurso y en la praxis de muchos proyectos y proyectistas.

Me interesa la propuesta de trabajo de IICA, voy a recorrer durante cinco meses la Cuenca Amazónica intentando conocer los emprendimientos en turismo sostenible y desarrollo rural que tan poca difusión encuentran a pesar de la importancia que tienen para la conservación y apropiada gestión del bioma más importante del mundo. Por supuesto que los temas planteados por Miriam Abradomay de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) me interesan en grado sumo.

Hay que empoderar a las mujeres y pobladores amazónicos, el tiempo de las miradas complacientes y las soluciones de escritorio debe quedar atrás.

Leer más

El café de Vicentina Phocco / Ignacio Medina

Asu, que lo diga Ignacio Medina es sinónimo de veracidad. El café orgánico peruano vuela alto a pesar de lo magro de sus precios si los comparamos con el que tienen los cafés gourmet de otras partes del mundo. Qué importa, que pequeños productores como Vicentina Phocco y Pablo Mamani, su esposo, sigan produciendo cafés tan buenos que son capaces de alzarse con los primeros puestos en los concursos internacionales habla muy bien del esfuerzo de productores y agencias cooperantes en una zona del Perú tan propicia, lamentablemente, para la siembra de coca ilegal y el triunfo de la minería aurífera. Voy a tratar de cruzar las fronteras de Kosñipata, por donde ando, para llegar a estos flancos altos del Inambari, al otro lado de las quebradas del Cusco. El esfuerzo de estos pequeños productores vale la pena el esfuerzo. Les voy contando. La nota que les dejo fue publicada en El País de España.

Leer más

De paso por el territorio awajún. Cinco historias del Alto Mayo

“Cuando los agrónomos empezaron a decir que los sistemas agroforestales o policultivos constituían la manera más ecológica y económica de hacer agricultura amazónica, los aguaruna y los huambisas –awajunes y wampis- ya llevaban años de años preparando chacras donde aparte de la yuca habían introducido plantas medicinales, aromáticas, palmeras, especies forestales, frutas, etc., recreando un sistema muy parecido al que se encuentra en su entorno” (Viajeros n° 4).

Les dejo este texto sobre los awajún del Alto Mayo publicado en el último número de la revista Viajeros. Disfruten el día, viajeros…

Leer más

CONVOCATORIA: Movimiento Regional por la Tierra y Territorio convoca a la sistematización de casos inspiradores de acceso a la tierra y el territorio

Desde hace algunos meses colaboro con el Movimiento Regional por la Tierra y el Territorio identificando casos exitosos de comunidades en Sudamérica que han logrado superar toda clase de obstáculos para acceder con dignidad y mucho esfuerzo a la tierra y al territorio que les pertenece. En este planeta extraño donde las ciudades están empeñadas a imponer condiciones sobre el mundo rural y el modelo económico en boga alienta el despoblamiento del campo, los impulsores del movimiento están decididos a reseñar mil historias inspiradoras que describan lo contrario; vale decir, que nos hablen de la terca batalla de los pueblos andinos, amazónicos, mestizos, afrodescendientes por construir desarrollo en el ámbito rural, el espacio vital para millones de pobladores de nuestro continente.

He contribuido preparando hasta la fecha cinco casos peruanos: el de la comunidad nativa de Puerto Prado, en Loreto; el de los compañeros de la asociación MABOSINFRON en Ucayali; el los socios de la empresa ECOMUSA en Madre de Dios y en las últimas semanas, el de los ambientalistas de Chaparri, en Lambayeque y Tres Islas también en Madre de Dios. Me enorgullece estar contribuyendo con un granito de arena en la visibilización de la lucha de estos colectivos de gente valiente y llena de esperanzas. Su gesta ilumina el futuro, le da vigor a nuestros sueños.

Anímate y hazte aliado del Movimiento. Entre todos podemos construir la historia de los hombres y mujeres que están cambiando la historia. Les dejo esta nota con la convocatoria que están promocionado los compañeros de la aguerrida ONG boliviana.

Leer más

Cooperativa del Bosque de Protección Alto Mayo es elegida Empresa del Año de la Región San Martín

Justo premio para una empresa cooperativa que está protegiendo el bosque del Alto Mayo para construir desarrollo sostenible. En diciembre pasado tuve la suerte de conocer a sus dirigentes y a sus aguerridas bases en la reunión de cierre de operaciones del 2016 que se llevó a cabo en la localidad de Aguas Verdes, a un lado del portentoso Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM).

En la región del Alto Mayo se está construyendo un modelo de gestión territorial que nos llena de entusiasmo. En sus bosques llenos de vida y en el resto de su hermosa y biodiversa geografía, el Gobierno Regional de San Martín, los municipios de Rioja y Moyobamba, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), la ONG Conservación Internacional y una larga relación de organizaciones de la sociedad y del Estado vienen trabajando de la mano para construir el paisaje sostenible que sueñan sus pobladores. La edición última de la revista Viajeros está dedicada a reseñar los mejor de esta gesta interinstitucional y ciudadana.

Saludos y felicitaciones a los amigos de San Martín, a Norith, a Braulio, a don Segundo Calle, a Marisol Hasegawa, a Karina Pinasco, a los compañeros de Ampa, a José Altamirano, a Nórbil Becerra, al profesor Yagkitai, a Martina Entsakua, a Juan Becerra de Nueva Cajamarca, a las nuwas de la comunidad awajún de Shampuyacu. A todos.

Leer más

Prom Perú lanza marca sectorial Superfoods Peru en feria de alimentos más importante del mundo

Estoy sumamente interesado en este tema, el de los súper alimentos peruanos, esa otra posibilidad de desarrollo que tenemos a la mano, cerquita nomás y en los Andes y en toda la Amazonía, para derrotar la pobreza extrema y la devastación ambiental que sufre nuestro territorio patrio. En estos últimos días he hablado de ello con Víctor Noriega, el gobernador regional de San Martín; con el fotógrafo Raimón Plá, conectado a Internet desde su velero anclado en una rada de Barcelona y anoche con Pepe Álvarez Alonso, investigador amazónico y responsable de la Dirección de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente.

Con todos confirmo esto que les digo con alborozo y deseos de llamar la atención de medio mundo: los mercados emergentes para los productos derivados de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos aumentan su demanda de manera desproporcionada y a un ritmo alocado. Se han puesto de moda y amenazan con convertirse una tendencia universal. Más claro ni el agua.

Si en el 2008, los datos acabo de tomarlos de un documento del MINAM, los productos agrícolas certificados facturaron a nivel global 40 mil millones de dólares, el estimado para el 2020 alcanza los 210 mil millones de dólares. Fantástico.

Y en el 2050 la cifra que se prevé supera los 900 mil millones de dólares. Una cantidad de fantasía, un verdadero milagro para países como el Perú, bendecido por ahora por su diversidad biológica y cultural. Si no aprovechamos, como dicen los esnobs, esta nueva ventana de posibilidades, mejor apaguemos la luz y pongamos un letrero que diga: se vende este país de tantas oportunidades perdidas.

Saludo el esfuerzo de Prom Perú por asociar nuestra marca a estos productos de creciente demanda y necesidad mundial. Ese primer paso debe estar acompañado de la aprobación inmediata de las políticas públicas que favorezcan la reconversión del agro y el manejo apropiado de bosques y cochas, lo que investigadores como Jorge Gasché y Napoleón Vela llaman el modo de producción bosquecino. Y por el lado privado, de la necesaria inversión de capitales, única manera de estimular cadenas productivas que permitan construir un modelo de desarrollo potente, apropiado por fin a la idiosincrasia de nuestra población y a la geografía que habitamos.

Leer más