Cultivo de tara se consolida en Ancash como baluarte de la agroexportación

Mi opinión

En una alternativa para mitigar la escasez de agua, que todos los años afecta a los productores del valle de

En una alternativa para mitigar la escasez de agua, que todos los años afecta a los productores del valle de Nepeña, podría convertirse el cultivo de la tara pues hasta el momento se han exportado a nivel de todo Áncash 189 toneladas en lo que va de este año.

Esta especie nativa resiste a las sequías y apenas necesita la tercera parte de los 15 mil metros cúbicos de agua por hectárea que requiere la palta anualmente.

La siembra de la leguminosa todavía es incipiente en la parte baja y alta del valle; sin embargo, su manejo sencillo, su fortaleza para resistir climas duros y su atractivo valor económico podrían convertirla en un producto interesante para los productores.

“Tenemos problemas de agua y cada vez se extiende más la frontera agrícola de la palta, pese a que no tenemos la suficiente oferta hídrica. De ahí la necesidad de buscar otros cultivos alternativos, como la tara, que requieren de menos agua y son atractivos en aspecto de rentabilidad. Actualmente los acopiadores pagan S/ 3 por kilo del producto”, explicó el director ejecutivo del Servicio para el Desarrollo Integral Rural (Sedir), Juan Cerna Espinoza.

El especialista destacó que un buen manejo del árbol de tara puede generar hasta 9 toneladas por hectárea de la preciada leguminosa.

La región Áncash ha exportado durante 2021 un total de 180 toneladas de tara (Caesalpinia spinosa) por un valor de 239 mil dólares, mientras que la exportación nacional alcanzó las 21 mil toneladas por un valor superior a los 65 millones de dólares.

Los mercados más importantes son China, Brasil, Italia, México y Argentina.

Propiedades

La tara contiene la sustancia denominada tanino que se usa en la curtiembre (producción de cuero), tintorería, elaboración de plásticos y para la protección de metales. También se usa en la medicina natural para aliviar males de la garganta, sinusitis, heridas, dolor de estómago, reumatismo, resfriados e infecciones vaginales.