EN LIMA, DE NUEVO MIRANDO EL MAR…

Cahuachi

10 febrero, 2015
1

Nazca. En el centro ceremonial de Cahuachi, un santuario tan importante en su tiempo como el de Pachacamac y mucho más grande que la promocionada ciudadela de Chan Chan, los troncos de huarango siguen sosteniendo galerías y paredes que después de mil quinientos años de haber sido abandonadas por sacerdotes y peregrinos permanecen en pie, inalterables. Lo mismo en Estaquería, la plataforma de adobe donde se colocaron, antes del inicio de nuestra era, los 240 postes de esta especie que todavía podemos admirar.