Haya de la Torre: ¿Turistas o viajeros?

Al referirse a su libro “Ex combatientes y desocupados” (tomo 3 de sus Obras Completas, escrito posiblemente en 1932), Haya dice que “son las impresiones de viaje de un estudiante pobre y proscrito que fue a Europa por rutas diversas a las que usan generalmente nuestros endomingados turistas cabareteros. Es el relato de Europa fuera del radio de observación de nuestros burócratas diplomáticos que viajan comprando trajes, corbatas y amores baratos; lejos también [este relato] de los puntos de mira de los hijos de familias ricas que van a soltarse jubilosamente de las amarras caseras, y ajeno [también] a la emoción del señor criollo que junta platita y viaja cautelosamente, con esposa y vástagos, entregándose a las delicias de la Agencia Cook, a la compra de baratijas y a la recolección de datos e informes que epaten y deslumbren a sus amigos criollos”

*La Agencia Cook a la que se refiere Haya de la Torre es sin duda la agencia de viajes que creó en 1845 Thomas Cook, el padre del turismo moderno, que por cierto sigue en funciones 173 años después. Interesantes las distancias que el joven Haya, viajero estudiantil por la Unión Soviética y los países escandinavos, toma con respecto a los “otros” turistas.