Omacha

A Fernando Trujillo, colombiano, los indígenas de PuertoNariño no dudaron en llamarlo desde un principio “omacha”, en lengua nativa, en lengua de esos pagos “delfín de río”, “bufeo colorado”. Hace un par de días me contacté con él por Skype para hablar largo de los 27 mil kilómetros que Fundación Omacha, la institución que fundó para investigar el comportamiento de los mamíferos acuáticos de la  Amazonía y Orinoquia, vienen recorriendo por las cuencas sudamericanas para proteger los ecosistemas que compartimos con ellos y que están tan severamente amenazados por un modelo de ocupación que solo privilegia la extracción ilimitada de los recursos naturales de nuestros bosques y cuerpos de agua.

trujillo

Trujillo Es un master, comparto una a una todas sus preocupaciones, como él soy de los que cree que debemos salvar la Amazonía si es que de verdad queremos que nuestra especie se salve de inminente desaparición como tal. Estoy preparando un reportaje sobre su trabajo, sobre sus andanzas por más de treinta años por los caños y meandros de casi toda Sudamérica. Ya les voy a ir contando detalles.

Buen viaje…