Aprendiendo a viajar. Indira Palomino ama el camino…

Desde niña mis padres me llevaron de viaje y me acostumbré a estar siempre en búsqueda de conocer nuevos lugares. Durante muchos años de mi vida he viajado para escaparme de la ciudad, cuya rutina urbana me agobia y a la vez recibo con cariño cuando regreso del viaje.

 Mis viajes me han enseñado mucho de historia, de geografía, de economía; en fin de todos los cursos que estudié en el colegio y en la la universidad. Pero el mayor aprendizaje es el que me fuerza a manejar la incertidumbre, a salir de mi zona de confort, a confrontar miedos, a cuestionarme las diferentes realidades, etc.

11011463_903818563010277_3993715649365355820_n

Pero al final, sigo buscando la respuesta a la pregunta ¿por qué viajo? o tal vez, mejor dicho, ¿para qué viajo?

 Viajar me hace feliz, me enseña muchas cosas, pero ¿aporta algo mis viajes a mi entorno? Desde mi punto de vista, cualquier labor o profesión a la que nos dediquemos debe contribuir finalmente a mejorar en algún aspecto la sociedad.

Así nació mi blog viajaporperu.com , con la idea de difundir lugares y emprendimientos turísticos peruanos poco conocidos. Conforme fui viajando hacia otros países, me di cuenta que no debía limitarme solo a Perú. Así que recientemente reactivé mi página DeViaje en Facebook. Pero ¿estos blogs y páginas en Facebook sirven realmente? A veces recibo mails de los lectores agradeciendo la información para planear su viaje, y eso es una de las mejores cosas que me ha traído el blog. Pero mientras más viajo me doy cuenta que no es suficiente.

 Viajar requiere tiempo y recursos económicos (pocos o muchos, depende del tipo de viaje). Así que sigo buscando una forma de generar valor e ingresos mientras viajo. Continúo probando y aprendiendo, algunas funcionan, otras no. Y a la vez voy buscando cómo el viaje se puede convertir en un medio para aportar a mi entorno y no en un fin solamente de conocer y coleccionar lugares. Sigo aprendiendo a viajar.