Y un día volvimos. Pep Bernadas presenta edición en papel de revista Altaïr

Pep Bernadas, director de Altaïr

780_0008_5098574_f67cd19c11507b57f66ae4359707529e

OTROS DESTINOS:

En el 2013 la emblemática revista Altaïr dejó de salir agobiada por la crisis y el boom del internet. Fue el propio Pep Bernadas, su director, el encargado de hacérnoslo saber. Debo tener por allí la nota que publicáramos lamentando públicamente el suceso. Para nosotros los cincuentones, la publicación se había convertido en el gabinete heterodoxo y plural donde pergeñábamos nuestras aventuras por el planeta que nos ha tocado vivir.

La pena, como se comprenderá, se nos empozó en el ama. Sin embargo, de alguna manera sus lectores por todo el mundo se lo hicimos saber. El Pep, ese batallador de empresas imposibles que en 1979 fundara la célebre librería Altaïr, el más grande anaquel viajero que conozco, demoró un poco en respondernos pero lo hizo con una contundencia arrolladora: la presentación de la edición digital de los especiales 360° de Altaír Magazine, un portento de los empaques multimedia con las mejores plumas del parnaso croniquero en habla hispana: Villoro, Caparrós, Guerriero…

Tres años después del obligado paro, Altaïr vuelve remozada y más curiosa que antes. Ayer se presentó la edición de retorno en Barcelona y nos imaginamos al Pep más eufórico que nunca, feliz con su criatura andando de nuevo, agrupando a la brigada internacional de viajeros que ha sabido formar. Desde aquí nuestro saludo fraterno y todos los parabienes. Nos sentimos los de esta casa, militantes de la misma causa. Nos empuja la ilusión de alentar con lo que hacemos la cultura viajera, el viajerismo.

Les dejo en sus manos la nota que Bernadas escribió para celebrar la ocasión, la suscribimos en su totalidad.

Larga vida a la revista Altaïr y que el tozudo forjador de quimeras que la dirige siga al frente de esta nave de ilusos creyentes en la buena vecindad de los terrícolas.

Apreciados lectores y lectoras,

Promesa cumplida. Dos años después de la aparición de nuestra publicación digital Altaïr Magazine, volvemos a renacer también en papel. Tenéis a vuestro alcance la primera monografía en formato libro/revista que traslada al mundo impreso la filosofía editorial y de contenidos de los especiales 360˚ online de Altaïr Magazine.

Tras unos años muy difíciles, somos ambiciosos: nos reinventamos en un entorno de comunicación novedoso en el que, manteniendo el rigor periodístico y el sello de independencia que definen Altaïr, nos enriquecemos con la mirada de colaboradores locales que nos transmiten puntos de vista variados sobre sus lugares de origen.

El Altaïr Magazine de papel es, como su hermano digital, una propuesta inspiradora y diferente que, desde la cultura viajera y la crónica periodística, busca formular preguntas complejas; apuesta por el trabajo lento, artesanal y cuidado, ambicioso intelectual y estéticamente. Asumimos que, como escribe nuestra admirada Leila Guerriero: «Una crónica de viajes no es un folleto turístico, pero más largo; ni una publicidad de hotel, pero mejor escrita; ni un puñado de adjetivos previsibles —encantador, mágico, asombroso— apiñados en torno a las montañas, la puesta de sol, el mar, el puente, el río».

Altaïr Magazine significa cultura viajera en plural y cuenta historias exclusivas que tratan a sus lectores de manera inteligente y respetuosa. No busquen aquí listas de tópicos o historias repletas de lugares comunes. Lo que hacemos es, en palabras de Juan Villoro (del que hemos publicado este año Palmeras de la brisa rápida, último libro hasta hoy de la colección Heterodoxos de Altaïr Editorial), «intentar entender y hacérselo saber a los lectores» mientras exploramos el pertinente gesto cervantino de «salir al mundo en busca de experiencias».

Las monografías que publicaremos —aparecerán en los próximos meses Dakar, Montevideo, A bordo del género y Cartografías del s.XXI— son tan sólo una parte de las muchas historias que publicamos cada semana en las secciones de VOCES, PASOS360˚ de nuestro Altaïr Magazine digital. Por ello, deseamos también que el papel os sirva —así lo podéis comprobar en nuestras páginas de contenidos multimedia, con los que podéis interactuar— como puerta de entrada a ese gran contenedor de cultura viajera en permanente renovación que es nuestro magazine.

La mezcla de papel y digital refuerza nuestra apuesta por una cultura fruto y fuente de curiosidad, estimulante, que amplía horizontes y contempla el mundo más allá de los estrechos márgenes que dicta la poderosa industria global del turismo con sus catálogos industriales de placeres posibles.

Local de la librería Altaïr en Barcelona. Altaïr nació en la Ciudad Condal en 1979.

Local de la librería Altaïr en Barcelona. Altaïr nació en la Ciudad Condal en 1979.

Extendemos al papel la filosofía que Altaïr Magazine ha desarrollado en su vertiente digital: contar historias humanas y experiencias con perspectivas personales y locales, desde dentro y asumiendo que el viaje es mucho más que otra mera opción de ocio: es uno de los mejores instrumentos para entender la atractiva complejidad del mundo en que vivimos.

Volvemos al papel con un monográfico sobre Cerdeña, «una isla en movimiento» que la visión turística, con su reduccionismo habitual, ha simplificado a veces en la fórmula «sol y playa», añadiendo —en el mejor de los casos— algunas ruinas arqueológicas y algo de gastronomía. Y es cierto: Cerdeña tiene un mar casi perfecto, sus nuraghi son fascinantes y su comida es suculenta. Pero la Cerdeña que a nosotros nos cuentan y contamos es también una isla que se mueve en plena modernidad, que reelabora su pasado y discute con su presente y futuro; que construye, por ejemplo desde la literatura y la gastronomía, una mirada renovadora, muy alejada del folklore de postal.

Esperamos que lo disfrutéis.

Os agradecemos de corazón que sigáis apostando por nosotros, que sigáis aquí, en el papel o en las pantallas, con interés y ganas por conocer el mundo alejados de respuestas sencillas y con la suficiente curiosidad como para ir siempre un poquito más lejos.

Pep Bernadas

Pep Bernadas, viajero y cronista de nuestro tiempo.

Pep Bernadas, viajero y cronista de nuestro tiempo.