Kokopelli Hostels y DaDA Restobar se unen y recuperan la casa Rosell-Ríos en Barranco

Mi opinión

Conozco la casa Rosell-Ríos, pude recorrer sus espacios interiores cuando fue sede de uno de los más recordados eventos de la feria Casacor – Perú. Es una maravilla: los que hemos tenido la suerte de frecuentar Barranco, yo he sido profesor en Los Reyes Rojos por más de treinta años y mis hijos viven todavía en el distrito más bonito de Lima, sabemos de la estampa y tradición de la mansión que construyera el vecino Juan Esteban Ríos en 1909 y que desde entonces es uno de los símbolos más visibles de la villa al lado del mar. Me alegra por eso que la histórica propiedad haya sido puesta en valor por los ejecutivos de Kokopelli y sus socios para el bien del turismo y la modernidad con la que soñamos… y me llena de optimismo, además, saber que el esfuerzo se hizo en un tiempo tan difícil para la industria y para el país. Prometo visitar pronto la remodelada casa Rosell-Ríos por lo que ella representa y por lo innovador y sugerente de la propuesta de los Kokopelli, DaDa Restobar y sus demás compinches. Buena suerte, los sueños se han hecho para hacerse realidad.

  • Se invirtió más de US 1 millón en la recuperación y puesta en valor de la propiedad.
  • Alianza con DaDA Restobar es estratégica para complementar su oferta gastronómica y de ocio.

Kokopelli Hostels redefine el concepto de alojamiento para viajeros jóvenes en el Perú con la apertura de Kokopelli Barranco; ubicado en la Casa Rosell-Ríos, una de las casonas más emblemáticas de Lima y complementa su oferta con su reciente alianza con DaDA Restobar para el manejo del área de alimentos y bebidas.

Tras un año de retraso por la pandemia, Kokopelli Hostel Barranco abrió sus puertas con una propuesta de “casa abierta” que pretende convertirse en un punto de encuentro para personas de espíritu joven que buscan un espacio alternativo donde vivir, trabajar, compartir y pasarla bien.

Comenta Alfio Susti, socio y director general de Kokopelli Hostels: “Nuestro modelo de negocio estuvo siempre enfocado en ser el punto de encuentro para extranjeros jóvenes que venían a conocer nuestra riqueza cultural; sin embargo, a raíz de la pandemia tuvimos que transformarlo y enfocarnos más en un público local. Es por esto que creamos el concepto de ‘’Da House”, que lanzaremos próximamente. Hemos atravesado por varios cambios, pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo: aprovechar al máximo el potencial del lugar y de la hermosa casa que nos acoge, para incentivar el disfrute máximo de la vida”.

Este proyecto nace a partir de la puesta en valor de un monumento histórico y cultural de la nación, construido en 1913 y cuya remodelación supuso una inversión de más de US$ 1 millón. Esta propiedad es considerada una de las máximas expresiones del eclecticismo en Lima por la mezcla de estilos artísticos en sus ornamentos, donde se evidencia una fusión de características prehispánicas y europeas.

La apertura de este nuevo alojamiento, después de varios meses de trabajo y recuperación del edificio, busca consolidar la propuesta hotelera de Kokopelli en el país y continuar posicionando la marca bajo su propuesta de valor enfocada en la innovación y altos estándares de calidad con tarifas accesibles para el viajero joven.

Con la finalidad de potenciar y complementar la propuesta de Kokopelli, la cadena se asoció con DaDA Restobar, un emblemático bar barranquino que reabre sus puertas también en la casa Rosell-Ríos. El concepto de DaDA se enfoca en impulsar el arte y la cultura a través de una propuesta social, gastronómica y de coctelería.

Comenta André Bilder, socio y director de operaciones: “Estamos muy emocionados con la incorporación de DaDA al proyecto. A través de esta asociación, marcas icónicas se unen para ofrecer el mejor ambiente y lo mejor de la gastronomía. Los planes originales para Kokopelli Barranco incluían un hostel para jóvenes con 170 camas distribuidas entre habitaciones privadas y compartidas. Hoy, a raíz de la pandemia, además de nuestras habitaciones, estamos adaptando nuestros espacios para incorporar locales comerciales junto con socios estratégicos como DaDA (Restobar), Cipresso (cafetería), El Turco (barbería), Gechari (tienda de ropa sostenible), entre otros”.

Todas estas novedades, responden a las nuevas necesidades del público local y los viajeros actuales, quienes buscan una opción de alta calidad con ambientes que permitan la interacción con otros viajeros y la posibilidad de experimentar la cultura local.

El distrito de Barranco en Lima cuenta con más de 140 años de historia y combina tradición con una personalidad bohemia y cultural, que lo ha convertido en uno de los destinos favoritos de los viajeros que llegan a Lima y de las personas que quieren disfrutar de espacios de ocio singulares.

Sobre Kokopelli Hostels:

Kokopelli Hostels inicia sus operaciones en el 2009 con una nueva y moderna propuesta hotelera, que responde a las nuevas necesidades de los viajeros y que ha convertido a la marca en un referente de hostels de alta calidad en Perú. En el 2019, Kokopelli Cusco fue premiado como el mejor Hostel del Perú por la prestigiosa plataforma Hostelworld, superando a cientos de propiedades del país listadas.

Kokopelli suma con Barranco su tercera propiedad. Las otras dos se ubican estratégicamente, en el corazón del Cusco a pocos metros de la Plaza de Armas de la ciudad imperial y en Paracas a orillas del mar en la región de Ica.

Sobre DaDA Restobar:

DaDA nació como un restobar de espíritu libre con el propósito de impulsar el arte y la cultura a través de una propuesta social, gastronómica y de coctelería innovadoras. Luego de tres años sumamente exitosos en el distrito de Barranco y una breve pausa, hoy se establece en la Casa Rosell-Ríos en sinergia con Kokopelli, con el objetivo común de convertirse en el punto de visita más importante del distrito.