El Titicaca a tiro de piedra… desde La Paz

Tomado de Página Siete de La Paz

Mi opinión

Bolivia es uno de los destinos turísticos con mayor proyección en Latinoamérica, no me cabe la menor duda: lo tiene casi todo, una cordillera trepidante, una Amazonía casi intacta y unos paisajes espléndidos en la cuenca del Plata; por no mencionar sus atributos altiplánicos donde destacan el muy bien posicionado salar de Uyuni y, por supuesto, el lago Titicaca, el lago navegable más alto del planeta

Acabo de recorrer algunos de sus departamentos más emblemáticos –uno de ellos La Paz- mientras dirigía mis pasos hacia el Pantanal boliviano, en los llanos de Santa Cruz, una geografía fantástica que debería estar mejor posicionada en la retina del viajero peruano.

De ese tema me voy a ocupar próximamente, por ahora solo me toca presentarles esta galería fotográfica publicada en el diario Página Siete –magnífico representante del periodismo independiente y bien hecho- que específica el camino que hay que tomar para visitar el destino Titicaca.
He tomado nota de la ruta, amigos bolivianos, me interesa recorrer el lado que les corresponde del magnífico lago que compartimos; en honor a la verdad he ido muy poco a Copacabana y la Isla del Sol. Prometo resarcir tamaño gazapo viajero.

Recorrer el altiplano paceño con destino el lago, de donde se dice emergió la civilización de los incas, es una explosión de sensaciones para experimentar.

 
 

 

Tres largas horas de viaje –en un minibús estrecho, en el que todos van bien “rectitos”, con los brazos pegados al cuerpo, igual que las rodillas, una contra otra, y respirando un aire denso porque las ventanillas de la movilidad están bien cerradas–, tienen su recompensa desde el momento en que el color azul intenso del Titicaca comienza a aparecer brillante en el horizonte del altiplano paceño. 

 

 

Desde lejos se confunde con el cielo, igual de azul en estas tierras altas. Esas cumbias de los 90 que zumbaban en los oídos, como sonido ambiente, ya no existen.

A medida que el minibús se va acercando al lago sagrado de los incas –por esa carretera que en unos tramos es tan moderna, con una señalética imponente en sus vías, y que en otros tiene el asfalto destruido–, la inquietud aumenta, pues a momentos el Titicaca se presenta como un lienzo y luego desaparece. 

 

Aparece entre las escasas y pequeñas casas construidas en adobe o ladrillo a lo largo de la vía o entre los contados árboles, que la movilidad rebasa raudamente por la gran velocidad que imprime el chofer, quien se muestra muy atento a la conversación que le ofrece la pasajera que va a su lado.

 

Y de pronto, llegando a Huarina, a una hora y media más o menos del viaje en el minubús (que salió de la zona del Cementerio de La Paz), el lago, de donde –cuentan las leyendas– surgieron los incas, se muestra pleno, con algunas embarcaciones que, desde lejos, se ven como juguetes, flotando entre sus aguas brillantes.

 

En Tiquina -unos 40 minutos  después- está al frente, con decenas de barcazas que se brindan para cruzarlo.  Impulsadas por chillones motores, se tambalean suavemente en medio de las aguas azules y transparentes hasta llegar a la orilla por la que continuará el viaje hasta Copacabana, la “capital” del lago, el más alto del mundo, el Titicaca. 


 

Más grande de la región  y  más alto del mundo

  • Ubicación  El lago Titicaca se extiende por la frontera entre Perú y Bolivia. Es uno de los lagos navegables  más grandes de Sudamérica y  más alto del mundo, a 3.812 m.
  •   Mítico  Decenas  de leyendas surgieron de las aguas del lago sagrado de los incas. Una  cuenta que esta civilización  precolombina surgió de sus aguas.
  •  Turismo   El lago Titicaca es uno de los principales atractivos turísticos de Bolivia. La localidad de Copacabana y las islas del Sol y de la Luna complementan su encanto mítico.
  • Cómo llegar desde La Paz  Además  de los tours que ofrecen las diferentes agencias de viajes, al lago de los incas se puede llegar en transporte público que parte de la zona del Cementerio de La Paz cada media hora. El pasaje cuesta 20 bolivianos por persona.
  • Tiempo  El viaje para llegar a Copacabana, la “capital” del lago se prolonga por tres horas.

Publicación original Postales de un viaje hacia el Titicaca, el lago sagrado de los Incas