Manu Leguineche, El precio del paraíso

Manu Leguineche, El precio del paraíso. Manu Leguineche es uno de los más grandes periodistas de viaje que conozco. No travel blogger, aclaro, periodista en toda la extensión de la palabra. Periodista, además, en una época en que serlo implicaba preparación académica, infinidad de renuncias, sangre fría y riesgos a montones.

Fue corresponsal viajero, cubrió guerras por todo el mundo, hizo televisión, radio, fundó una agencia de noticias y al final de su periplo vital optó por refugiarse en una casa de campo en Brihuega, la Guadalajara española, para buscar descanso y despedirse de a pocos.

Manu fue un periodista a tiempo completo y un esmerado prosista.

El libro que les recomiendo es una joya y seguramente lo van a encontrar en su versión digital. La historia del personaje que lo construye es apasionante. Leguineche fue a buscar a las selvas del Madidi, en Bolivia, los pocos rastros que había dejado Antonio García Barón, un anarquista español que combatió a las tropas de Franco en España, resistió la invasión nazi en Francia y hecho prisionero en combate, terminó la guerra en el tenebroso campo de concentración de Mauthausen donde fue rescatado por las tropas estadounidenses cuando ya no daba más.

Recuperada su libertad, García Barón se enemista con el mundo, con el sistema social que lo había aventado al infierno, para refugiarse en las junglas del río Quiquibey y vivir de la naturaleza, lejos de la sociedad que lo maltrató tanto. En esa floresta apartada de todo que he recorrido alguna vez, el español funda, con su esposa indígena y los hijos que tiene con ella, una célula independiente del universo que había conocido y que por cierto recusaba. Un reino donde no existe el dinero ni las comodidades del mundo externo.

El relato que construye Manu sobre García Barón es apasionante: no solo por el retrato que hace del subyugante paisaje que le toca conocer –Manu vive unas semanas con el Robinson Crusoe del Quiquibey en las chocitas que los García Barón habían levantado en medio de la manigua- si no, por el testimonio recoge de un hombre sabio, atormentado por el dolor de la muerte, que logra redimirse entre pájaros y árboles, en un paisaje propio del primer día de la creación.

Me encantó El precio del paraíso, se los recomiendo. Tienen que conocer al Manu Leguineche. Buena lectura.

Manu Leguineche
El precio del paraíso
Espasa Calpe, 1995
224 p.