Maravilloso: se reconocen los dos primeros árboles patrimoniales del Cusco

Noticias Cusco

Mi opinión

Saludo la decisión del capellán del Santuario del Señor de Huanca, la de sus fieles y, sobre todo, la buena nota de los funcionarios de la municipalidad de San Salvador, el distrito cusqueño que acaba de declarar como árboles patrimonio (o patrimoniales) a dos gigantes de sus contornos: el cedro del santuario del “Médico de los Pobres”, en la comunidad campesina de Huanca y el ciprés de Huallhua. Al primero de los dos colosos lo conozco, lo he admirado hace unas semanas, se trata de un abuelo soberbio, hermoso, sagrado por donde se le mire. Al segundo, al engreído de los danzantes de la Virgen del Rosario de Huallhua, prometo conocerlo muy pronto.

Cusco debe ser uno de los departamentos de los Andes peruanos con más individuos arbóreos por sumar a la lista de árboles patrimoniales del Perú, una saludable iniciativa impulsada por SERFOR que va tomando cuerpo y haciéndose muy popular, sobre todo, en el interior del país. Qué bueno, cuánta felicidad produce el sentir que poco a poco nos vamos dando cuenta de la necesidad que tenemos de juntarnos para ser infinitos y poder sanar la tierra que debemos legar a los que vienen. #Otromundoesposible, nos lo merecemos

 
En el año del Bicentenario, la Municipalidad Distrital de San Salvador – Calca, con el asesoramiento y asistencia técnica del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) en el Cusco, reconoció dos árboles de gran significado cultural, como los primeros árboles patrimoniales del departamento del Cusco.
El ejemplar de cedro de altura (Cedrela angustifolia) es conocido como el Cedro de Huanca y está ubicado en el Parque Siloé del Santuario del Señor de Huanca, alrededor de la iglesia construida en honor a la imagen de Cristo martirizado. Se estima que tiene más de 200 años y una altura de 14,85 metros. Este ejemplar resalta entre bosques de pinos y eucaliptos; y destaca porque, en su sombra, los feligreses que hacen peregrinaje desde diversas partes del mundo expresan sus peticiones y anhelos al denominado “Médico de los Pobres” y a la Pachamama.
 
 
Al pie de este árbol se desarrolla una costumbre tradicional de construir casas, edificios o representaciones singulares hechas de piedras menudas, que son una muestra de veneración y signo de que estas intenciones son encomendadas a estas divinidades. La historia del Santuario del Señor de Huanca data de la época del Marqués de Valleumbroso (1675).
 
En el mismo distrito, dando cobijo a los devotos y danzantes de la Virgen del Rosario de Huallhua, en el patio central de la ex hacienda, se ubica un ejemplar de ciprés (Cupressus macrocarpa), de más de 13.5 metros de altura, conocido como el Ciprés de Huallhua. Este árbol es testigo de la celebración de la Festividad de la Virgen del Rosario de Huallhua, reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación (8 de octubre). Bajo su sombra, los fieles expresan su fe mediante danzas, misas, procesiones, desfiles y diversas ofrendas, ya que la fiesta está vinculada al calendario agrícola de la zona. Después de la fiesta comienza la plantación primaveral de papas u otros tubérculos andinos.
En la memoria colectiva del lugar se mantiene que, el culto local a la Virgen del Rosario de Huallhua se origina en el siglo XVIII, a raíz de una aparición milagrosa de una imagen de la Virgen del Rosario en la entonces hacienda de Huallhua, por lo que la longevidad del árbol se estima alcanzaría los 150 años.
 
 
Los árboles han sido postulados por el Capellán del Santuario del Sr. de Huanca de la Orden de La Merced y el presidente de la Asociación Folclórica del Distrito de San Salvador, ante la Municipalidad Distrital de San Salvador quien realizará el acto de reconocimiento el 09 de julio, en ambos lugares.
 

El expediente final y calificación ha sido efectuada por la Gerencia de Desarrollo Económico Medio Ambiente y Turismo de la Municipalidad Distrital de San Salvador, con la asistencia especializada de la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre de Cusco-SERFOR y la Asociación Pachamama Raymi, en el marco de la guía para el reconocimiento de árboles patrimoniales, aprobada por la Resolución de Dirección Ejecutiva N° 037-2020 MIDAGRI-SERFOR-DE. Ambos árboles han sido reconocidos mediante la Ordenanza Municipal N° 006.2021-MDSS-C.

Con este reconocimiento, se inicia la valoración de las especies forestales destacadas y asociadas a la identidad cultural en el departamento del Cusco.