Registran en Villa especie de pato que no había sido vista en Lima desde el siglo XIX

Prensa Sernanp

10392493_458484844299069_8004265842380645427_n (2)

OTROS DESTINOS:

Vamos por partes. La noticia me parece fantástica, de esas que uno ya no espera sobre todo si se trata del registro de una especie nueva en un área natural tan perturbada por el caos de una ciudad sinsentido como Lima. El Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa, aquicito nomás, es una de las ANP de nuestro sistema nacional que más amenazas recibe. Para empezar en su gestión confluyen el SERNANP, la Municipalidad Metropolitana de Lima(MML) y la de Chorrillos.

Aclaro, eso que podría ser entendido como una fortaleza, finalmente lo contemporáneo en materia de gestión es el abordaje de los problemas de manera multisectorial, se convierte en un problema de magnitudes siderales debido a la intemperancia de los alcaldes que les toca cumplir su parte en el manejo de lo que alguna vez se llamó “el último refugio de vida silvestre de Lima”.

Los desatinos edilicios desde la gestión del alcalde Andrade pasando por los que en su momento se cometieron en las administraciones de Castañeda y la señora Villarán, han sido tantos que mencionar uno solo resulta ocioso. Baste mencionar que hace unos días El Comercio de Lima de Lima publicó un reportaje denunciando el abandono de las obras del Centro de Interpretación que se estaba construyendo en Villa por no contar con el permiso municipal respectivo debido a lo inapropiado de los materiales en uso. Plop, la municipalidad de Chorrillos enmendándole la plana a Prohvilla, la autoridad de la MML encargada del área y al propio SERNANP.

Pese a ello, Villa sigue siendo un gabinete científico de primerísimo orden y no solamente para ornitólogos y/o birdwatchers; meses atrás el SERNANP anunció el hallazgo de cinco especies de mamíferos silvestres en la zona. He tenido la suerte de vivir en el área de amortiguamiento del Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa, he sido un vecino más de los miles que habitan las urbanizaciones y centros poblados de sus contornos. Mi aprendizaje aviar se lo debo a ese escenario donde alguna vez tuve la suerte de toparme con una espléndida espátula y he visto de cerca flamencos y aves de todos los plumajes. En mi checklist tengo reportadas más de cien especies de las 206 que viven y moran en el humedal. Y aunque no la hallé dentro de su perímetro, frente a mi casa de hace unos años, en Las Brisas de Villa, registré pingüino de Humboldt.

Voy a ir en estos días tras los pasos de los patos silbón de cara blanca (Dendrocygna viduata) que han registrado los guardaparques del SERNANP y que con tanto orgullo anunciaron en la cuenta de FB Los Pantanos de Villa. Me da gusto saber que la nueva administración de Prohvilla y ahora SERNANP anuncian con orgullo el avistamiento del seis de abril pasado y cuelgan las fotos que tomó el guía Nick Davila.

Espero que este sea el inicio de un replanteo en la gestión del Refugio de Vida Silvestre y se empiece a valorar la importancia que tiene como gabinete de ciencias, lo acabo de mencionar, como aula abierta para chicos y grandes del curso aún pendiente de ecología peruana y como resort gratuito para los limeños de todas las sangres que todavía nos resistimos al desbole y los guetos para pocos.

PD: espero que la noticia no genere una afluencia masiva de visitantes que termine por espantar a los emplumados. Espero que los que vayan sean respetuosos de las distancias y no impongan sus condiciones. Que no pase lo que ha ocurrido en El Ñuro y en otras partes.

Importante descubrimiento. Guardaparques del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) realizaron el primer registro del Pato Silbón de cara blanca (Dendrocygna viduata) en el Refugio de Vida Silvestre Los Pantanos de Villa. El último reporte de esta especie de ave se realizó en el siglo XIX, en la ciudad de Lima y en el rio Ucayali, conforme lo indicado en el Libro de Aves del Perú (Schulenberg et al. 2010).

Este hallazgo se realizó en el sector de Marvilla, cuya principal característica es la presencia de una laguna rodeada de totorales, lo que la convierte en una de las zonas con mayor presencia de aves residentes y migratorias en el área natural protegida.

El también llamado “sirirí cariblanco” mide aproximadamente 50 centímetros de largo y puede llegar a pesar 700 gramos. Esta especie se caracteriza por ser activa durante las primeras y últimas horas del día, y por estar siempre en grupos grandes, como la mayoría de los anátidos (especie de aves migratorias).

Al ser zona de importancia internacional para la conservación de aves, los Pantanos de Villa es uno de los principales destinos turísticos en la ciudad de Lima para el turismo de observación de aves, dado que centenares de observadores o birdwatchers de diversas partes del mundo llegan a este área natural protegida a fotografiar y estudiar a las más de 200 especies que se registran en este Refugio de Vida Silvestre.

10/04/2015