Café orgánico de las selvas de Puno llegó a Londres

Mi opinión

Maravilloso: el café de los bosques que estamos protegiendo de la deforestación que asola la Amazonía tiene la obligación de imponer condiciones en un mundo que ha elegido como preferida a la bebida oriunda de nuestro continente. Se estima que se consumen 600 billones de tazas de café al día y que más de 25 millones de agricultores se dedican a su producción por todo el planeta: de tal forma que ingresar y hacernos fuertes en ese mercado no es un asunto meramente mercantil.

El aumento de los cafetales en las selvas sudamericanas ha ido de detrimento de sus portentosos y tan necesarios bosques: enjambres de campesinos, lo sabemos muy bien en el Perú, se han visto precisados a tumbar inmensas coberturas arbóreas para sembrar el bendito aromático. Detener el avance de la frontera del café producido a la mala, por tanto, resulta imprescindible y eso se está haciendo zonas estratégicas para la conservación como el Alto Mayo, en San Martín y Sandía, Puno, en las proximidades de la Parque Nacional Bahuaja-Sonene, donde la cooperación técnica y sus aliados están mejorando la producción de los cafetos con el fin de aumentar la productividad de la tierra y evitar la famosa y tan nociva “agricultura migratoria”

En Puno, una de las organizaciones aliadas, clave en este modelo, es CECOVASA, la Central de Cooperativas Agrarias Cafetaleras del Valle de Sandía, que en el 2010 alcanzó notoriedad al obtener el prestigioso Coffee of the Year-People’s Choice Award por el famoso y multipremiado café Tunki. Nos alegra sobremanera que sean nuevamente sus directivos y cooperativistas los que lideran, junto a la ONG WCS, el ingreso de nuevas remesas del café sostenible de Sandía a Europa. Alguna vez recorriendo los cafetales de Colombia, el país número uno en su producción, escuchamos un comentario que tenemos grabado: “el café que producimos es capaz de vencer a todos los cafés del mundo. Solo nos preocupa el café orgánico del Perú, con el de ellos es imposible competir”.

Buen viernes para todos, a seguirnos llenando de buenas noticias.


Tomado de WCS. Fotos de Joe Suárez y Musuk Nolte

El sábado 19 de noviembre, arribó al Puerto London Gateway, una terminal portuaria con capacidad de recibir a los buques de contenedores más grandes de aguas profundas, un cargamento de café proveniente de Sandia, Puno que había salido del puerto del Callao el pasado 22 de octubre. Esta carga en particular, no solo contenía café de calidad en el mercado mundial, sino también es el resultado de meses de trabajo y negociación entre WCS-Perú, CECOVASA y DRWakefield.

Joe Suárez – WCS

Esta no ha sido la primera vez que CECOVASA exporta café al mercado europeo. Este lote de café en grano exportado a Inglaterra tuvo la particularidad de provenir de una caficultura sostenible, que permite la conservación de bosques de yungas de la Amazonía de Puno a través de buenas prácticas de parte de las familias caficultoras asociadas a CECOVASA.

Más info en El café de Vicentina Phocco / Ignacio Medina

Joe Suárez – WCS

En la provincia de Sandia, son varias las familias caficultoras comprometidas con la conservación de los bosques, por ello WCS a través de asesoría técnica y acompañamiento a los caficultores ha aportado en la mejora de los cultivos y de sus cosechas. Nuestra apuesta es por una caficultura que, a partir de un buen manejo del suelo, de la planta y del grano del café, no requiera tumbar más bosque, pero que sí genere más beneficios económicos y sociales a las familias caficultoras, gracias a la producción de cafés especiales que cuentan con certificación orgánica y de comercio justo; así como, sello de pequeños productores.

Que CECOVASA y DRWakefield trabajen juntos, no es coincidencia, ya que la empresa inglesa no sólo está dispuesta a pagar por cafés especiales de calidad, sino que también reconoce y apuesta por una caficultura sostenible que mantiene el bosque. Además, tiene como una de sus características diferenciadoras en el mercado, el mantener una relación directa con los productores en los lugares de origen del café. Gracias a viajes regulares para visitar los fundos de café en los distritos de Sandia es que valoran el esfuerzo que requiere cada costal de café que compran. Así los caficultores de Sandia, a través de CECOVASA, una cooperativa que facilita la comercialización de café de pequeños productores, pueden llegar a mercados como el inglés. DRWakefield no es sólo un comprador responsable, sino que también destina un monto adicional de dinero para apoyar la iniciativa de conservación de bosques que implementa WCS juntamente con las familias caficultoras. 

Musuk Nolte – WCS

En el Perú y en el mundo del café, necesitamos más empresas como DRWakefield que, gracias al sentido de responsabilidad con los productores y sus compradores, apoyen y promuevan una agricultura sostenible que permita la conservación de bosques en las zonas productoras de café. Por esto, estamos felices de anunciar que seguimos trabajando con las familias caficultoras para alcanzar condiciones de venta diferencia para la siguiente cosecha, buscando mayores volúmenes y manteniendo la alta calidad del grano de café que se exportará el 2023, nuevamente desde Sandia hasta Londres.

Más info en Cooperativa cafetalera del Alto Mayo, en San Martín, obtuvo importante premio internacional


Joe Suárez – WCS

Deja un comentario