Cusco: Cinco árboles distintivos de Calca son declarados como patrimoniales

Mi opinión

Saludo el trabajo que viene realizando la Asociación Pachamama Raymi en el Valle Sagrado de los Incas, Cusco, al poner su experticia al servicio de los municipios interesados en patrimonializar los árboles más emblemáticos de sus jurisdicciones. La iniciativa gubernamental que busca reconocer los árboles patrimoniales –o monumentales- del Perú ha logrado incorporar más de 85 abuelos de casi diez regiones al index nacional. Saludo también el esfuerzo de la municipalidad de Calca que con estas cinco incorporaciones en el registro que lleva el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) debe ser la provincia peruana con más árboles patrimoniales.

Que los alcaldes del interior estén incorporando a la agenda local actividades como ésta, de hondo contenido ambiental, resulta muy reconfortante. La lucha contra el calentamiento global y sus estragos, lo venimos diciendo desde hace mucho tiempo, no se agota en las cumbres que cada cierto tiempo convocan los poderosos. En esos cónclaves las soluciones que se plantean, lamentablemente, no nos comprometen directamente. Sí, en cambio, las acciones que cada uno de nosotros llevemos a cabo en casa, en nuestros barrios, en los distritos que habitamos.

Hace unos días entrevisté a Darwin Baca, alcalde de Machu Picchu y me sorprendió la solidez de sus propuestas para descontaminar el distrito que lidera para convertirlo en un destino Carbono Cero; vale decir, en un distrito con capacidad para borrar la huella ambiental que producen las actividades humanas de residentes a partir del compromiso y la participación de la vecindad en su conjunto. Ese es el camino, de allí la importancia de visibilizar estos pasos adelante. El cuidado de un árbol, los esfuerzos que hacemos para que siga pie, el reconocimiento de sus contribuciones a la salud de quienes vivimos en su entorno, si son bien explicadas, resultan un combo potente para auparnos bajo la misma idea-fuerza, el mismo compromiso: sanar lo que otros destruyeron.

Felicitaciones a los hombres y mujeres detrás de estas batallas que vamos ganando y son tan significativas, hay que repetirlo hasta el hartazgo: #otromundoesposible

La Municipalidad Provincial de Calca (Cusco), con el asesoramiento y asistencia técnica del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) y de la Asociación Pachamama Raymi, reconoció a cinco ejemplares forestales como árboles patrimoniales.
 
El trabajo emprendido por la Sub-Gerencia de Recursos Naturales y Calidad Ambiental de la Gerencia de Gestión Ambiental de Municipalidad Provincial de Calca se cristalizó en la convocatoria y posterior calificación de postulaciones de árboles destacados en el entorno paisajístico urbano y periurbano de la capital provincial. Tras la evaluación técnica realizada, se logró reconocer a cinco de ellos, debido a su imponencia y excepcionalidad.
El pisonay (Erythrina falcata), situado en la calle Ucayali, en el frontis del colegio Belén, y el otro árbol de la misma especie, ubicado en el Paseo Malecón de Minasmocco, cuya edad bordearía los cien años, representan la relación armónica de jóvenes y pobladores urbanos con la naturaleza. En la comunidad campesina de Sacllo, vinculada a la historia de la hacienda Sacllo-Paucartica, se encuentra el sauce (Salix humboldtiana) que ha alcanzado, en aproximadamente 90 años, una gran altura y porte.
 
En la Cooperativa Cristo Salvador de Urco encontramos a un ejemplar de pisonay vinculado a la festividad de Unu Urco y a un pino (Araucaria heterophylla) que destacan por su tamaño y longevidad. Ambos especímenes alcanzarían los cien años y son testigos del manejo de tierras que se ha dado en la zona, desde la época de las haciendas y las cooperativas.
 
La Ordenanza Municipal Nro. 024-2021-CM-MPC, suscrita por el alcalde, Ing. Adriel Korak Carrillo Cajigas, expresa el compromiso del gobierno local con la conservación, promoción y gestión sostenible de los ejemplares forestales que, integrados al entorno, son parte de la gestión de áreas verdes y forestería urbana emprendida por la Municipalidad en busca de hacer de la localidad de Calca una ciudad sostenible, tarea en la que el SERFOR también está comprometido.
Participaron en la actividad de reconocimiento, que consideró el recorrido del circuito, develación de placas y ceremonia central en la cooperativa de Cristo Salvador, la Ing. Mireya Noriega Acurio, Articuladora Cusco del MIDAGRI; la Blga. Marcela Moreno, Sub-Gerente de la Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente del GORE Cusco; la Ing. Ambiental María Varela, Gerente Técnico de Pachamama Raymi; el Ing. José Agurto,  Coordinador de Paisaje Cultural de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, así como representantes de la Red de Comunicadores Ambientalistas del Cusco, los representantes de la Cooperativa Cristo Salvador de Urco y la comunidad campesina de Sacllo, funcionarios y servidores de la Gerencia de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Calca. Asimismo, se contó con la presencia de la ciudadanía, dentro de la cual estaban algunos de los residentes que postularon a los cinco árboles que alcanzaron esta distinción.

Dato:  

Este reconocimiento permite proyectar el primer circuito turístico de árboles patrimoniales en esta provincia cusqueña, lo que, con una adecuada gestión, está llamado a fortalecer el aspecto educativo, cultural y socio económico de la provincia.