Refugio de Laquipampa: cámaras-trampa grabaron fauna silvestre

Wilfredo Sandoval para El Comercio

base_image

OTROS DESTINOS:

Que maravilla esto de las cámaras trampas. Hace unos días en Ecuador los guardaparques del Área de Conservación Municipal La Bonita, primero, y el jefe de la Reserva de Producción Faunística de Cuyabeno, después, me mostraron las fotos de los animales que las cámaras trampa que habían colocado en lugares estratégicos lograron captar. Sensacional. Los animales “capturados” –ocelotes, sachavacas, osos hormigueros, venados, paujiles, etcétera- lucían desprevenidos y totalmente libres. Un jolgorio para los investigadores y aficionados a la vida silvestre.

Me alegra que en el Perú también estemos transitado esa ruta. En Laquipampa y en Chaparrí los osos de anteojos siguen dando que hablar; se trata de dos áreas de suma importancia para la continuidad de un corredor biológico que permite el desplazamiento y pervivencia de la especie más emblemática del bosque seco lambayecano. La nota que les dejo presenta el trabajo con cámaras trampas del equipo que lidera la científica canadiense Robyn Appleton. Una buena noticia.

Laquipampa, en sus más de 8,228 hectáreas de bosques secos, matorrales desérticos y montes ribereños, alberga una variada fauna silvestre que incluye pavas aliblancas, osos de anteojos, gatos monteses y un roedor propio de la Amazonía conocido como majáz.

El desplazamiento de animales silvestres como el oso de anteojos y otras especies en peligro de extinción quedó registrado gracias a la instalación de 64 cámaras trampa, que forman parte de un proyecto ejecutado por la Organización para la Conservación de Osos de Anteojos. Esta es dirigida por la investigadora canadiense Robin Appleton en el Refugio de Vida Silvestre de Laquipampa (RVSL), distrito de Incahuasi, Ferreñafe.

De acuerdo con la estrategia de los investigadores, cada cámara de 12 a 16 megapixeles, de baterías recargables, con una autonomía aproximada de un mes y con tiempo de vida útil de dos años, ha sido instalada a un kilómetro de separación.

El coordinador del proyecto, José Vallejos Aguinaga, narró que los equipos tecnológicos han sido colocados a lo largo de las más de 8,228 hectáreas de la zona protegida. Desde el lugar más alto, ubicado a 2,600 de altura, hasta el más bajo, a 500 metros de altitud.

Durante el mes de octubre se instalaron casi todas las cámaras trampa. Sin embargo, en los meses anteriores ya se habían colocado cuatro que captaron la vida cotidiana de las referidas especies.

Robin Appleton calcula que en noviembre de este año recogerán toda la información (fotos y videos) que captó el grupo de cámaras trampa. El material será entregado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) para conocer el número de plantígrados en esta parte del corredor biológico que tiene conexión con la Reserva Privada de Chaparrí y los bosques de Batán Grande.

Ayer, durante la presentación del plan maestro del Refugio de Visa Silvestre de Laquipampa, el jefe de esta área protegida, William Martínez Finquin, dijo que los guardaparques estiman que en esta parte del bosque de Incahuasi habrían más de 40 osos de anteojos. Estos serían parte de una población que se mueve en un corredor biológico de más de 13,000 hectáreas entre los distritos de Pítipo, Jayanca e Incahuasi.

DATOS

-La elaboración del plan maestro de Laquipampa se hizo en tiempo récord de 14 meses, con el apoyo del personal del RVSL.

-La investigadora canadiense señaló que el proyecto en Laquipampa culminará en abril del 2016 y se invertirán aproximadamente US$30.000 para la instalación de cámaras trampa.

-Se calcula que en Laquipampa existen unos 35 ejemplares silvestres de pava aliblanca y 264 especies de fauna.

-Clodomiro Guevara, presidente del comité de gestión de Laquipampa, dijo que en las próximas semanas la Comunidad Campesina San Antonio suscribirá un convenio con una empresa privada para aprovechar la producción de tara.

21/10/2015